El Museo Dalí: historia e información práctica

Figueres - Museo Dali 01

La Plaza Gala Salvador Dalí no podía albergar otro edificio más que éste. El famoso Museo Dalí de Figueres, en Girona, acoge una gran cantidad de obras de arte que fueron legadas en su testamento por el genial artista catalán. Un lugar único y surrealista, propio del universo imaginario del excelso pintor.

Seguro que muchos de vosotros tenéis en mente la imagen de su fachada, con los huevos blancos decorando la parte superior. Y es que fue el propio Dalí quien se encargó personalmente del proyecto y del diseño del recinto, para convertirlo así en un museo mucho más íntimo.

Sin embargo, fue Ramón Guardiola Rovina, amante del arte, quien se encargó en primer lugar de adaptar el edificio en un museo. Hay que decir que la construcción anterior, que había sido un teatro, quedó prácticamente destruida en 1939 debido a la Guerra Civil Española.

Guardiola Rovina consiguió habilitar el edificio, y pidió a Dalí que regalara al nuevo local una de sus obras. Cual no sería su sorpresa cuando el artista local le comunicó que su intención era que aquel lugar se convirtiera en su museo en Figueras, ya que para él significaba un sitio muy especial: en 1918 había sido sede de su primera exposición.

Fue así como se iniciaron los trabajos y las adaptaciones pertinentes para convertir el antiguo teatro en un museo. Las obras nos llevan hasta el 28 de octubre de 1974, fecha en la que se inaugura completamente el complejo. Todo a gusto de Dalí, quien había incluido hasta mobiliario de su propia colección y diseño.

El artista catalán participó activamente en los trabajos de construcción, estando siempre al tanto de los nuevos elementos que incluían los arquitectos encargados. Había que rehabilitar un edificio que fue construido a mediados del siglo XIX. Durante más de una década estuvo codo con codo supervisándolo todo.

A tal punto llegó y llega la vinculación personal de Dalí con este teatro-museo, que bajo el mismo se encuentra la cripta que alberga su tumba. Aquí fueron sepultados los restos del pintor el 25 de enero de 1989, aunque su intención era descansar en el Castillo de Púbol, su residencia durante los años 70.

Figueres - Museo Dali 02

Dicen los expertos que este museo supone el edificio más surrealista del mundo. Tanto en su exterior como en el interior veremos a través de los ojos de Dalí. Su imaginación está impregnada en cada uno de sus rincones: la arquitectura, los cuadros, los muebles, casi hasta el aire que se respira es propio del artista.

Las obras expuestas van desde sus primeras experiencias artísticas hasta sus últimas creaciones. Un recorrido por todo el ideario onírico surgido de la mente del artista. Pinturas, dibujos, esculturas, grabados, hologramas, fotografías… más de 1.500 obras expuestas para todos aquellos que quieran visitar el museo.

Una vez dentro descubriréis el Teatro – Museo en sí, situado en la Torre Galatea, en el que podemos contemplar las principales obras del artista. Estas se distribuyen en una serie de salas, muchas de ellas bastante conocidas, como por ejemplo la Sala Mae West o la Sala Palacio del Viento.

Además de las obras de Dalí también se exponen otras pertenecientes a la colección privada del autor. Cuadros, pinturas y esculturas de El Greco, Antoni Pitxot, Mariano Fortuny o Fuchs, entre otros, que fueron colocadas allí expresamente por Dalí para dar a conocer los artistas que más le gustaban e influyeron en vida.

En el 2001 se inauguró la sala de exposiciones Dalí – Joyas, en la que podemos ver hasta 37 joyas de oro y piedras preciosas de la antigua colección Owen Cheatham, además de 27 dibujos y pinturas sobre papel que Dalí realizó para diseñar las joyas. En el precio de la entrada está incluida la visita a esta sala.

– Información adicional

  • Dirección: Plaza Gala – Salvador Dalí 5, 17.600 Figueras
  • Horarios: Del 1 de noviembre al 28 de febrero abre de martes a domingo de 10.30 a 18.00. Del 1 de marzo al 30 de junio, y durante el mes de octubre, de 09.30 a 18.00. Del 1 de julio al 30 de septiembre de 09.00 a 20.00 (con visitas nocturnas del 28 de julio al 1 de septiembre de 22.00 a 01.00 horas). Cierra todos los lunes entre el 1 de octubre y el 31 de mayo, y los días 1 de enero y 25 de diciembre. Apertura noctura en el mes de agosto desde las 22 h. a las 1 h. de la mañana.
  • Precios: La entrada cuesta 12 euros para adultos; 9 euros para estudiantes, pensionistas, jubilados, parados con acreditación, grupos de más de 25 personas y Carné Joven; 8 euros para grupos de más de 25 personas con reserva previa; gratis para niños menores de 8 años
  • Web oficial

Las salas cierran 15 minutos antes de la hora establecida. Os recomiendo especialmente comprar las entradas a través de internet, sobre todo si vais a hacer la visita en verano. La cola frente a las taquillas suele ser bastante grande (esperas de más de una hora, a las que hay que añadir el calor). Estamos ante uno de los museos más visitados de España.

Otros lugares con encanto en las cercanías

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Gerona, Viajar por España



Deja tu comentario