Los mejores consejos para tu primer Camino de Santiago

consejos para el primer camino de santiago

Lo tienes decidido. Tú también quieres saber qué se siente y vas a hacer tu primer Camino de Santiago. Es una buena decisión, pero, si quieres disfrutar realmente de esta mágica experiencia, te conviene prepararte como es debido.

Muchos peregrinos se lanzan a ciegas a hacer el camino, y luego les pasa factura. Si no quieres que te suceda esto a ti y puedas centrarte en disfrutar, presta atención a estos consejos para hacer el Camino de Santiago.

Consejos esenciales para hacer el Camino de Santiago por primera vez

Los consejos que te vamos a dar abarcan desde la etapa previa a empezar el camino hasta después de terminarlo. Es una experiencia única y enorme, y conviene abordarla como es debido.

Antes del camino

Lo primero que debes hacer es elegir una ruta. Puedes optar por el Camino Francés, el Primitivo, el del Norte, el de Portugal… Hay mucho entre lo que elegir, así que planifica bien y elige algo que tenga poco kilometraje si es tu primera vez.

Después, entrena con antelación para poder recorrer grandes distancias caminando y ve añadiendo poco a poco carga a tus paseos para acostumbrarte a la mochila. Eso sí, asegúrate de tener un equipaje ligero. Necesitas movilidad absoluta para caminar cómodamente en cada etapa del camino.

Asimismo, usa ropa cómoda y prepara un buen botiquín, así como agua y comida para picar mientras caminas. Siempre viene bien.

Durante el camino

Antes de ponerte en marcha, evita estrenar calzado en el camino, porque te arrepentirás. Mientras caminas, asegúrate de hidratarte y alimentarte bien para evitar problemas, y no dudes en aprovechar los bares y albergues que te cruces para degustar la comida local.

Lleva bastantes calcetines y procura que estén nuevos y secos para proteger bien tus pies y evitar ampollas. Asimismo, no te fuerces demasiado y descansa cuando tu cuerpo lo pida. Es mejor ir despacio y disfrutar que ir rápido y arrepentirse. También es aconsejable madrugar para evitar las altas temperaturas y pillar buen sitio para dormir.

El dinero y la documentación deben ir siempre contigo, y en lugares escondidos por si acaso. El camino es seguro, y además harás muchos amigos de todas partes, pero siempre viene bien ser cauteloso para evitar sorpresas desagradables. Por otra parte, no olvides algo muy importante: disfruta del paisaje, porque vas a ver unas estampas únicas en el mundo mientras haces el recorrido.

Otras recomendaciones

Además de todo lo anterior, viene bien contar con un seguro de viaje para cubrir posibles emergencias médicas o imprevistos, procura respetar siempre el entorno y recoge toda la basura, además de hacer caso de las señales y normas locales de los pueblos que visites.

Ya que estás, aprovecha la naturaleza espiritual de este peregrinaje para reflexionar y disfrutar. El Camino de Santiago es en realidad un viaje de introspección que te puede ayudar a conocerte mucho mejor, como también a aclarar ideas. Te pondrás a prueba a nivel físico y mental, pero acabarás encontrándote mucho mejor contigo mismo.

Si has tomado nota de todo esto, ahora queda lo más importante: ¡A disfrutar del Camino de Santiago!

Para saber más:

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Viajar por España



Comments are closed.