La Alhambra de Granada, arte nazarí

Palacio nazarí que domina la ciudad de Granada a los pies de sus cumbres nevadas. Reflejo del brillo de una época dorada que hizo de Andalucía un lugar conocido en el mundo entero y de su Historia una de las más bellas en España. Desde el año 1238, la Alhambra y sus jardines del Generalife imperan en la colina de la Sabika, y así, paso a paso, entre castaños y abedules, y con el suave sonido de las aguas del Darro corriendo a su vera, nos acercamos al lugar que un día Washington Irving recordara entre cuentos y leyendas.

 Alhambra de Granada

Bajo la Puerta de la Justicia, construida por Yusuf I y terminada en el año 1348, al final de la cuesta de Gomérez, nos enfrentamos a la mayor poesía monumental de las tierras del Sur. La Alhambra de Granada nos invita a pasar, y hasta nuestros oídos de sus múltiples enrejados y canales, fuentes y placetas, parecen llegar leves cantos embrujadores que nos empujan a recorrerla y a perdernos entre sus muros y recordar las muchas historias que cubiertas de lágrimas y risas invadieron un día sus palacios.

Una vez que nos encontramos en el primer patio nos enfrentamos a las cuatro partes principales de las que consta el conjunto de la Alhambra: la Alcazaba, los Palacios Nazaríes, el Palacio de Carlos V y los jardínes del Generalife.

  • La Alcazaba

Es la zona de alojamiento de la guarnición militar que estaba encargada de defender la fortaleza. allí se encuentra una de las partes más emblemáticas de la Alhambra: su Torre de la Vela, desde la que podemos admirar el tradicional barrio del Albaicín y casi toda Granada. Allí, en aquella torre, por primera vez Granada, la nazarí, lloró la pérdida de su tierra y la entrada de los cristianos en la Reconquista, cuando en ella se alzó la bandera de los Reyes Católicos.

  • Los Palacios Nazaríes

Es la representación perfecta de lo que es el arte nazarí. Todo un mosaico de dorados y bellezas tales, que los ojos se nublan, y los sentidos parecen embotarse por sus finos decorados, por sus patios excelsos, y por sus salas mágicas, tan llenas aún del espíritu que un día las contuvo. El Palacio de Comares, residencia oficial de La Alhambra; el patio de los Arrayanes, pero sobre todo, el famoso Patio de los Leones obra de Mohammed V, hijo de Yusuf I. También podemos visitar en esta zona la Sala de los Abencerrajes, y un poco más allá, las habitaciones que un día inspiraron a Irving a escribir sus Cuentos de la Alhambra.

Patio de los Leones

  • El Palacio de Carlos V

Fue comenzado en el año 1526, realizado por Pedro Machuca y en estilo renacentista.

  • Los jardines del Generalife

Si todos los Palacios Nazaríes nos inspiran calma, reposo y salud, los jardines del Generalife nos invitan a la reflexión y a la paz interior. Perdernos entre sus setos y sus fuentes; simplemente escuchando a los pájaros o el leve pero subyugador sonido del chorro de sus aguas; levantar de vez en cuando la vista, para observar frente a nosotros la maravillosa silueta de la Alhambra, o más a nuestra derecha a nuestros pies, los ocntornos del Albaicín y el Sacromonte. Cipreses, rosales y naranjos, que en primavera nos inundan de olores frescos, y que nos ayudarán a despedir las últimas luces del día ocn una sonrisa en el alma…

Visitas a la Alhambra:

  • Horarios:
    • de Marzo a Octubre: lunes a domingo de 8,30 a 20 h.
    • Horario nocturno, de marzo a octubre, de 22 a 23,30 h.
  • Precios:
    • Visita diurna: 12 €
    • Visita nocturna: 12 €
    • Visita a los jardines: 6 €
    • Mayores de 65 años y pensionistas: 7 €
    • Niños menores de 8 años: gratis
  • Notas:
    • La visita a los palacios nazaríes debe hacerse dentro del horario que marca la entrada.
    • Es recomendable comprar las entradas con antelación dado que el aforo es limitado.
Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Granada, Los 12 tesoros de España, Viajar por España



Deja tu comentario