El Palacio del Pueblo en Bucarest

El Palacio del Pueblo en Bucarest

Conocido como el Palacio o Casa del Pueblo de Bucarest, Rumania, es el edificio más grande de Europa y el segundo más grande del mundo. Con un área total de 350.000 metros cuadrados, su nombre fue cambiado al Palacio del Parlamento luego de la caída del gobierno comunista, aunque las mayoría de los rumanos lo siguen llamado la Casa Poporului.

El Palacio del Pueblo deslumbra por su monumentalidad y elegancia; un palacio que la historia reciente marca como símbolo del gobierno comunista en Rumania. Desde que comenzó la construcción en 1984 y hasta 1989, trabajaron en él más de 20.000 personas en turnos las 24 horas del día, miles de ingenieros y 300 arquitectos; todo para crear este palacete de 12 plantas, 3.000 habitaciones, 40 salas y 200 baños. Se emplearon 222.000 metros cuadrados de alfombras, 3.500 toneladas de cristal, 200.000 bombillas, 3.000 metros cuadrados de cuero y 1 millón de metros cuadrados de mármol; todo de origen rumano.

El responsable fue el presidente Nicolae Ceauşescu, que luego de visitar Asia a principios de los ‘70, quedó fascinado por organización urbana y la arquitectura de China, Vietnam y Corea del Norte. Seis años después un terremoto sacudió Bucarest, devastando más de 30.000 viviendas y 1.000 vidas, lo que impulsó a Ceauşescu a planear una reforma urbanística basada en la construcción de un palacio como eje central. Y aquí comienza el debate político-social, pues para construirlo, se tuvieron que destruir más de 10.000 viviendas, varios monasterios, iglesias y sinagogas. Esto habría obligado a unas 100.000 personas a trasladarse a la fuerza, acto que al parecer se llevó consigo algunas vidas. Además se levantó una colina artificial de unos 20 metros de altura para realzar la visión del palacio.

Para decorarlo, no se escatimó en nada: maderas de nogal, cerezo, olmo y roble, mármoles, lámparas en bronce, aluminio y cristal, candelabros de 2 metros de altura, puertas de 5 toneladas, etc. La revolución de diciembre de 1989 interrumpió los trabajos que estaban muy avanzados y se reanudaron a finales d elos años ‘90, luego de que el gobierno de Ion Iliescu planteara demolerlo. Se propuso convertirlo en casino e incluso cubrirlo de tierra a modo de monumento contra las dictaduras, pero al final se decidió que albergara el Parlamento. Dentro también funciona el Tribunal Constitucional, doce salas de conciertos, otras doce salas de teatro, juzgados de bodas, un Centro Internacional de Conferencias, el Museo de Arte Contemporáneo y el Museo de Trajes Folclóricos.

Arquitectura neoclásico o edificio kitsch, el Palacio del Pueblo no sólo está abierto a todos los habitantes, sino también a cualquiera que desee alquilar una de sus salas para conferencias, exposiciones, banquete de boda, etc. por el precio de 2.000 u$s.

Casa Poporului (Casa del pueblo)
Calea 13 Septiembre, 1 (entrada por puerta A1).
Horario: de 10:00 a 16:00 hs.
Precio: 20 RON (casi €6), y permiso de filmar y fotografiar otros 30 RON (€8.50).

Foto vía: miculparis

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Rumania, Viajar por Europa



Deja tu comentario