Chinchon, la ciudad del anis

Plaza Mayor de Chinchón

Lugares de España con encanto: Chinchón

Si estáis en Madrid y queréis pasar un poco del bullicio de la gran capital y visitar la tranquilidad, el sosiego, y todo ello cargado de historia y belleza, sólo tenéis que trasladaros hasta la pequeña población de Chinchón, de apenas 5000 habitantes, uno de los pueblos más interesantes de la provincia de Madrid. Os lo descubrimos para que lo conozcáis.

Al mencionar Chinchón a muchos se nos viene a la cabeza que es la ciudad del anís. Pero Chinchón también tiene sus orígenes árabes, antes de pasar a ser una de las fronteras más importantes de la cristiandad. La visita a Chinchón debe comenzar sin duda en su Plaza Mayor, perfectamente bien conservada, gracias a su proceso de restauración.

Surgió en un principio como muchas otras de las plazas mayores de los pueblos de España: se dedicó a ferias ganaderas. Su peculiar característica es la vista que de ella tenemos, con casas de altura desigual, galerías, balconadas, todo ello de una gran belleza que la dota de una originalidad exclusiva. Sin duda que la Plaza Mayor es el centro de la vida de Chinchón.

Si levantamos la vista por encima de la Plaza Mayor nos encontraremos con la silueta de la Iglesia de la Asunción, construida entre los años 1537 y 1626. Acoge una gran profusión de estilos, desde su única nave gótica, pasando por su portada barroca. En su interior podemos apreciar el cuadro de la Asunción de la Virgen de Goya, pintado en 1812, sobre el retablo de la iglesia.

Cerca de esta iglesia se encuentra la preciosa Torre del Reloj, único superviviente de la antigua iglesia incendiada en 1809. No muy lejos de aquí se halla la Ermita de San Antón, justo al otro lado de la plaza, donde también podréis ver el antiguo Monasterio de Agustinos Recoletos, del siglo XVI, hoy transformado en Parador de Turismo.

Castillo de los Condes

Junto a él y su Iglesia de Nuestra Señora del Rosario se sitúa la Casa de la Cadena, en la que según cuentan, pernoctó Felipe V durante la Guerra de Sucesión. Es uno de los mejores ejemplos de casas señoriales de la sierra madrileña.

Tomando el camino hacia el Convento de Santa Clara, construido en 1606, se erige la pequeña pero hermosa Ermita de San Roque, del siglo XVII, que posee en su retablo mayor una preciosa talla de Lucas Jordán. Ya a las afueras de Chinchón, sobre una pequeña loma, se sitúa el Castillo de los Condes. Se trata de una fortaleza con torreones cilíndricos en las esquinas, y foso.

Gastronomía

La cocina es principalmente castellana, con platos excelentes, como las judías chinchoneras, la sopa de ajos, el chorizo a la brasa y, cómo no, los asados de cordero y cochinillo. Como os decíamos antes, Chinchón es sinónimo de anís, ya que esta bebida, tanto seca como dulce, se elabora desde muy antiguo en la villa. La matalahúva de la zona a partir de la cual se elabora le confiere su gusto particular. Si antes que el anís preferís vino, os recomiendo los de la zona de Arganda-Colmenar de Oreja.

Cómo llegar

La ciudad de Chinchón se sitúa a 45 kilómetros al sureste de Madrid. Podéis llegar en coche o en autobús. Desde Madrid parten coches cada hora, a través de la línea La Veloz, que se toma en la Plaza Conde Casal. Concretamente es la línea 337 que hace el recorrido Madrid-Chinchón-Valdelaguna. El trayecto es de unos 45 minutos.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Lugares de España con encanto, Madrid, Viajar por España



Deja tu comentario