El Puerto de Copenhague, información

Puerto de Copenhague

El puerto de Copenhague es el más grande de Dinamarca, y uno de los mayores de todo el Báltico, con un tráfico en condiciones normales de más de dos millones de pasajeros anuales.

Copenhague es una ciudad de cuento de hadas, con puentes de piedra medievales en sus canales y casas de colores. También es una ciudad de diseño y ha sido elegida por la revista Monocle como la mejor ciudad del mundo para vivir. La capital de Dinamarca es también la ciudad más grande de Escandinavia.

Información sobre el puerto de Copenhague

Los barcos de crucero atracan en dos puntos distintos, uno está más cerca y otro más lejos, así que confirma en la compañía donde te toca para poder planificar mejor la excursión por libre.

Si llegas a Langelinie estás a menos de media hora andando del centro de la ciudad y en tu paseo pasarás delante de La Sirenita y de otros sitios interesantes. Si llegas a Freeport, puedes tardar casi una hora hasta el centro.

Tened en cuenta que, como os he comentado antes, el puerto de Copenhague es uno de los más grandes del Báltico, y que está dividido en varias zonas: Nordhavnen, Refshalegen, Freeport of Copenhagen, Inderhavnen, Holmen, Sydhavnen y Provestenen.

Visitar Copenhague
  • Como ir al centro desde el puerto de Copenhague

De todas las maneras tienes varias opciones para ir hasta el centro de la ciudad: bicicleta, el medio más usado por los daneses y por tanto, encontrarás muchos puntos donde poder cogerlas insertando una moneda, luego sólo tienes que devolverla donde mejor te vaya, es como si fuera un carrito de supermercado.

También puedes llegar al centro en bus, el número 26 o en un barco que sale justo al final del muelle y que con el mismo billete puedes subir y bajar las veces que quieras durante el día.

Desde la terminal de Freeport también tienes un bus lanzadera que en muchas ocasiones ponen las compañías para llevarte al centro. Cuesta unos 5 euros. Si os decidís por un taxi lo mejor es compartirlo porque salen caros.

Otra opción es el bus turístico porque desde la misma terminal del puerto de Copenhague también tienen salida. Subes y bajas donde quieres y algunos lo ven como una buena opción para hacerse una idea de la ciudad.

Qué visitar en Copenhague: excursiones

La Plaza del Ayuntamiento, os va a gustar mucho y es además, un buen punto en el mismo centro, para iniciar la visita. Desde aquí salen las calles peatonales más largas de Europa, por ejemplo la Calle Stroget, de 2 kilómetros y donde se concentra la vida comercial y de ocio de la ciudad.

Los sitios más interesantes o conocidos, que puedes visitar en Copenhague son:

La Sirenita, que es el símbolo de la ciudad. Es una escultura de 1913, que representa un personaje creado por Hans Christian Andersen. Otra gran atracción de Copenhague es el Parque Tivoli, un parque de atracciones del siglo XIX, pero que no es un parque de atracciones cualquiera porque en su interior está el Teatro del mimo y muchos restaurantes. Además hay conciertos de rock, de música clásica, de jazz…

Parque Tivoli, Copenhague

También está Christiansborg Slot, de 1167 y situada en un atolón dividido por el canal. Este edificio está compuesto por el Parlamento, la recepción real y el Tribunal Supremo. La entrada cuesta 70 coronas, unos 10 euros.

Te gustará mucho la Iglesia de mármol (Iglesia de San Federico) que se construyó durante 150 años y con el interior decorado con valioso mármol noruego. En el exterior hay 16 estatuas de personajes religiosos, desde Moisés hasta Lutero. No dejes de visitar Amalienborg, la residencia real, al mediodía hay cambio de guardia, pero sólo los días que la familia real está en Palacio.

Puedes informarte y aquí reservar tu excursión.

Para visitar Copenhague no necesitas salir del centro, lo más interesante lo tienes allí, pero es aconsejable hacer una excursión por los canales en el barco turístico que los recorre. Con esta excursión tendrás algunas de las vistas más bonitas de la ciudad. Seguramente te quedarás con las ganas de volver, la escala del barco no es demasiado larga y esta ciudad es para disfrutarla con calma, pero por lo menos podrás llevarte en el recuerdo la visita de una ciudad realmente bonita.

Recordad, eso sí, calcular bien los tiempos para estar de vuelta en el puerto de Copenhague y volver a embarcar a la hora acordada por la compañía de crucero.

Te recomiendo leer también

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: cruceros, Dinamarca



Comments are closed.