El Templo de Oro de Dambulla

Templo Dambulla

El Templo de la Cueva de Dambulla, o como comúnmente se le conoce, Templo de Oro de Dambulla, es un complejo de templos excavados directamente en la roca. Al parecer, en las inmediaciones es posible encontrar (otra cosa es que se permita la entrada al turismo) unas 80 cuevas en total, de las que 5 han sido ocupadas durante siglos por estos preciosos lugares sagrados. A pesar de que no es la única muestra de este tipo de templo troglodita en la isla, es el conjunto mejor conservado y más importante, además de ser el único abierto al turismo.

Este lugar está emplazado en una provincia central de Sri Lanka, Matale, y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco a partir de 1991.

El visitante que llega a los templos de Dambulla se encontrará en primer lugar con una macizo de piedra de 160 metros de altura que parece advertir que en cualquier momento caerá para aplastar todo lo que encuentre a su paso. Una forma de demostrar que es la propia madre naturaleza quien permite este tipo de construcciones y que igual que las permite las puede derrumbar en cuestión de segundos. A pesar de esa sensación hay que recordar que no han tenido problemas serios de derrumbes, los templos están perfectamente conservados y sus turistas por el momento pueden disfrutar tranquilamente de su visita.

El dato más destacable de estas cuevas, y el que llama la atención de los intrépidos turistas que se aventuran a visitarlas, es sin duda la existencia de un total de 153 estatuas de Buda. Representaciones entre las que se encuentran verdaderas maravillas como el Buda inclinado de 15 metros del siglo XVIII que ocupa la cueva de Devaraja Viharaya. Además también hay cabida para 3 estatuas dedicas a reyes de la zona, como Nissanka Malla y Vattayamani, y 4 estatuas de Dioses hinduistas tales como Vinshú y Garesa. Asimismo estos templos están cubiertos por más de 2 kilómetros de pinturas murales, las cuales representan distintas escenas de la vida de Buda. Un espectáculo pictórico que sumerge al visitante en una atmosfera religiosa impresionante.

Hay que destacar también que estas cuevas fueron habitadas mucho antes de que llegara el Budismo a la isla, y es que se han encontrado multitud de tumbas datadas en el 700 a. C. Además es posible observar como una pequeña fuente de agua mana de algunas de las paredes de las cuevas, agua de la que dicen los autóctonos posee propiedades curativas.

En resumen, este paraíso budista es uno de los más importantes de la isla y por tanto un enclave destacado que nadie puede dejar de visitar si tiene la suerte de ir a Sri Lanka.

Foto vía: noaoabidaiak

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Lugares con Historia, Sri Lanka, Viajar por Asia



Deja tu comentario