El Convento de Seidnaya, en Damasco

seidnaya 1

La ciudad de Seidnaya está ubicada en las montañas a unos 1500 metros de altitud y a 27 kilómetros al norte de Damasco. Está muy cerca y si pensáis visitar Siria os recomiendo que no dejéis de hacer este paseo. Seidnaya fue una de las ciudad episcopales del Patriarcado de Antioquía y está de hecho relacionada con muchos eventos bíblicos, por ejemplo se dice que este es el lugar dónde Caían mato a su hermano Abel, al punto de que después de Jerusalem es el segundo destino de los peregrinos cristianos del mundo.

Estos peregrinos vienen hasta aquí para visitar el Convento de Nuestra Señora de Seidnaya, construido por el emperador bizantino Justiniano I en el año 547 d.C. El emperador lo mandó a construir después de que tuviera dos apariciones de la virgen indicando el lugar donde debía ser construida una iglesia. Primero se le apareció como gacela y después como icono, y además de ordenarle la iglesia le dijo cómo la quería. Sí, le impartió algo así como el plano.

Además, dentro está el icono de Theodokos, un icono muy reverenciado que según la historia fue traído de Tierra santa por el monje Theodokos por encargo de la abadesa. Llegó de regreso sorteando muchos peligros y parece que se libró milagrosamente de ellos. ¿Ayuda divina? Como sea, Theodokos entendió que el icono era poderoso así que no quiso entregarlo y planeó escapar para Egipto pero el barco naufragó y él tuvo que regresar al convento. Pero siguió mintiendo para quedarse con él y después de otros hechos milagrosos terminó confesando sus pecados.


seidnaya icono

Doble milagro: la aparición de la virgen y el icono fantástico. Con eso la capilla de la virgen en Seidnaya se convirtió en centro de peregrinación en tiempos bizantinos en su paso hacia Jerusalem. Hoy es un lugar muy visitado por cristianos de todo el mundo pero también por los musulmanes que llegan los viernes a venerar a María.

Dentro hay hermosos iconos en las paredes y por supuesto, el icono milagroso de Theodokos. Los creyentes llegan, lo besan y después las monjas los bendicen con un poco de aceite. Si vas el 8 de septiembre verás el festival de la natividad de Theodokos, con fiestas y fuegos artificiales.

Artículo publicado en SobreTurismo.es

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Siria, Viajar por Asia



Deja tu comentario