Coria, las murallas de Extremadura

Calles de Coria

Lugares de España: Coria, en Cáceres

España está plagada de pueblos con encanto. Es difícil hacer una elección de cada uno de ellos pero, por suerte, creo que nunca nos dejarán de sorprendernos. Una de estas últimas sorpresas que pude descubrir fue la pequeña ciudad de Coria, en la provincia de Cáceres, con un pasado maravilloso que conserva tras su preciosa muralla.

Cuentan que su trazado urbano se remonta al siglo IV, bajo dominio romano. De la misma época son sus murallas y su acueducto. En época visigoda comienza realmente la importancia de esta ciudad, al catalogarse como una de las más importantes diócesis españolas, que conservó hasta 1956, llegando a ser una de las más antiguas. Durante la época musulmana, su toma por parte de los cristianos significó que se convirtiera en una de las plazas estratégicas más interesantes de la península. Es por ello que sus murallas sufrieron un importante proceso de reconstrucción.

Como os decimos, el casco histórico está rodeado por sus murallas, que aunque sean de origen romano, las que podemos ver en la actualidad son en su mayoría de época árabe y durante los siglos XVI y XVII. Por ejemplo, de las puertas que se conservan, sólo las de la Guía y San Pedro conservan elementos romanos, en tanto que las del Sol y del Rollo corresponden ya a reformas del siglo XVI. Hermosas torres cuadradas se pueden ver a lo largo del recorrido.

Cerca de la muralla nos encontramos con la Catedral de la Asunción, un poderoso templo desde el que tendremos las mejores vistas de la vega del Alagón. Se comenzaron sus trabajos en el siglo XV, aunque las obras no se terminarían hasta el XVIII, sobre todo debido al terremoto de 1755 en Lisboa que tanto afectó a Coria.

Muy cerca de la Catedral podemos apreciar los mejores edificios de la ciudad, tales como el Palacio Episcopal, el Seminario y el palacio de los Duques de Alba, erigido sobre un antiguo alcázar árabe y que sustituyó como residencia señorial al castillo.

Nos acercamos ahora a la Plaza Mayor donde se aloja el Ayuntamiento Viejo, la Cárcel Real, que hoy alberga el Museo Municipal, y la Alhóndiga. Para seguir visitando Coria, lo mejor es acercarnos al convento de Madre de Dios y a la Iglesia de Santiago. Si queréis podéis acercaros, fuera ya de las murallas, al Puente Viejo, también de época romana pero reestructurado en el siglo XVI. Desgraciadamente, el cambio del cauce del río Alagón, tras una crecida, lo dejó fuera de servicio.

Fiestas

Para visitar Coria os podemos recomendar hacerlo entre el 24 y el 30 de junio cuando se desarrollan los Sanjuanes, declarados de interés turístico. En las madrugadas de esos días, siguiendo una antiquísima tradición, se cierran las puertas de las murallas y se da suelta a un toro, el conocido toro de Coria, que deambula por las calles del casco histórico de la ciudad.

Cómo llegar

Para llegar hasta Coria podéis hacerlo en autobús desde Madrid, que parte cada día de la capital de España, en la estación Sur de Méndez Álvaro, a las 16.00 horas, excepto los domingos que lo hace a las 20.00 horas. En Coria no hay estación de ferrocarril, por lo que la parada más cercana de RENFE se encuentra en Plasencia. Desde Plasencia se toma un autobús, cuyo viaje dura unos 40 minutos.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Caceres, Lugares de España con encanto, Pueblos con encanto, Viajar por España



Comentarios (2)

  1. Nereo Ramirez dice:

    La primera foto de las murallas de Coria, no son de Coria sino de Plasencia

  2. Carmen Márquez dice:

    Hola Nereo:

    ¡¡Arreglado!!

    ¡Gracias por el aviso!

    Saludos

Deja tu comentario