Sex Machines Museum, Un museo diferente en Praga

¿Cansado del típico turismo de iglesias y monumentos? ¿Hastiado de museos llenos de arte que no comprendes? Hay un lugar donde el turismo se mezcla con lo mundano para ofrecerte una galería inesperada y original… el Sex Machines Museum, situado en el corazón de Praga.

Capital de la República Checa y hermosísimo destino, Praga es uno de los destinos más típicos en todas las agencias de viajes. No negaremos que llevan razón, que es digna de ver, y este artículo no es si no la ratificación de que el lugar ofrece mucho más que el Puente de Carlos o de lo que un turista medio puede esperar.

¿Dónde está el Sex Museo de Praga?

Situado en Melantrichova 18, una de las calles que desembocan en la plaza más famosa de Praga, el Sex Machines Museum sorprende a los viandantes incautos que no esperan la visión de una mujer dorada sentada en una silla de habilidades lingüísticas. Estatua que es tan sólo un tentempié de todos los aparatos de los que podremos “disfrutar” en su interior.

¿Cómo es el museo de máquinas sexuales de Praga?

La exposición es descrita como una exhibición de utensilios sexuales mecánicos, cuyo propósito es dar placer y permitir inusuales y extraordinarias posturas. Más de doscientas pruebas de lo retorcida, perversa y divertida que puede ser la mente humana cuando busca aplicaciones para ejercer su derecho a una libre sexualidad.

Un vibrador a manivela de 1910 y un cinturón de castidad de 1580 de procedencia alemana, un corset de hierro de 1500, una orinal para fisgones de 1880 y una máquina eléctrica antimasturbadora de 1915 (?), todos ellos franceses… e incluso ¡antiguo cine erótico español de los años veinte!

Los expertos dicen que es un milagro que la filmoteca de Valencia pudiera conservar estas películas, rodadas en tiempos de Alfonso XIII, durante la Guerra Civil, la Segunda Guerra Mundial y el Franquismo. Hoy se encuentran sanas y salvas en Praga.

Todo eso y mucho más es lo que podemos encontrarnos en los tres pisos de este excéntrico museo, que no dejará indiferente a ninguno de sus visitantes.

El horario es de 10 de la mañana a 11 de la noche, y el precio de la entrada son 250 coronas (aproximadamente 10 euros). La entrada está prohibida a menores de 18 años, aunque quizá los que sobrepasen en demasía esa edad se sientan escandalizados. ¿O quizá no?

Por cierto, andaos con ojo porque aunque en la página web pone que hay descuento para estudiantes, la verdad es que a nosotros no nos lo quisieron aplicar. Aunque la verdad, siendo que en esta materia siempre se está aprendiendo… quizá deberían aplicar el descuento a todos los interesados.

Más información: http://www.sexmachinesmuseum.com/

Sex Museum de Praga

Otras visitas curiosas en Praga

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: República Checa, Viajar por Europa



Deja tu comentario