El Valle del Rhin en Alemania

El Rhin es uno de los ríos más largos de Europa. Durante 1300 kilómetros, recorre el corazón del continente, bañando las verdes praderas suizas hasta su desembocadura en el Mar del Norte. Hoy nos detendremos brevemente en la parte del recorrido que este río realiza por Alemania, un maravilloso y serpenteante discurrir.

Atravesando Mainz

Atravesamos Mainz

Para los alemanes, el Rhin es uno de los verdaderos tesoros del país. La mayor importancia histórica de este enorme caudal se sitúa en una franja de 80 kilómetros que comprende lo que se llama como el Rin Gorge o Medio Rin, que va desde Mainz hasta Coblenza. La belleza en esta zona del río es francamente espectacular. Sus orillas están repletas de viñedos, donde se alzan majestuosos bosques. En las colinas, no es de extrañar en ningún momento que aparezca la presencia de un enorme castillo salvaguardando el transcurrir silente del río. Enormes peñas y pequeñísimos pueblos blancos dedicados a sus cultivos vinícolas conforman el paisaje.

Para recorrer esta parte del río podemos hacerlo o bien en coche o bien a través de un pequeño crucero. Dos carreteras corren paralelas a ambas orillas del río. A la izquierda se sitúa la Rheingoldstrasse y a la derecha la Lorelei-Burgenstrasse. Mainz para los alemanes y Maguncia para nosotros, está situada a unos 300 kilómetros de Munich. El viaje por carretera, de apenas una hora de duración, os llevará por tranquilos parajes llenos de vendimias y un extenso follaje verde. Si podéis, la mejor época para esta excursión es en los meses de septiembre y octubre, aunque entre abril y mayo está mucho menos concurrida la carretera.

Llegamos a Coblenza

Llegamos a Coblenza

Hay cruceros por el río con recorridos turísticos que pueden durar desde unas pocas horas hasta unos pocos días. Podéis optar por los Cruceros Viking River, que os harán un fabuloso crucero desde Amsterdam hasta Basilea, siguiendo el Rhin, o bien los Cruceros Peter Deilmann que van desde Munich hasta Dassau. Yo os recomiendo principalmente este último, mucho más barato (unos 1000 euros sería el precio por persona durante siete días con todo incluido, habitación, visitas guiadas y comidas), ya que prácticamente os muestran lo mismo y el servicio apenas varía.

Si queréis hacer un recorrido alternativo podéis hacerlo a través del río Mosela, lleno de meandros. El Mosela es un afluente del Rhin que se une a él a la altura de Coblenza. Por sí mismo ofrece una panorámica muy similar al Rhin, con una majestuosidad de paisajes y de pueblos encantadora. Quizás la única diferencia sea la tranquilidad y la relajación que ofrece el Mosela en comparación con la vastedad del Rhin, que cruza ciudades más bulliciosas y grandes.

Del Mosela es francamente maravilloso el recorrido que podemos hacer entre las ciudades de Coblenza y la antigua población de Tréveris, fundada en el 2000 antes de Cristo. Serán 137 kilómetros de fastuosa belleza paisajística, donde podremos detenernos a probar los vinos procedentes tanto de las regiones del Rhin como los del Mosela.

Cómo llegar

La manera más fácil de llegar hasta Mainz es por avión. Llegaremos al Aeropuerto de Frankfurt Main y desde allí tomaremos un tren que en apenas media hora nos situará en nuestro destino. El aeropuerto más cercano para llegar a Coblenza es el de Colonia, a 83 kilómetros de la ciudad. Desde allí podemos tomar un tren que, en menos de una hora, nos acercará a nuestros destino.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Alemania, Viajar por Europa



Deja tu comentario