Dubrovnik, la perla del Adriático

dubrovnik

Croacia regala paisajes y sabores enmarcados en la bella Dubrovnik, entre el azul del Mar Adriático y el Monte Srdj. Una ciudad amurallada de la costa dálmata que fue codiciada hasta por Napoleón; se la conoce como «la perla del Adriático» y es uno de los centros turísticos más importantes de la región.

Dubrovnik es una ciudad costera de la actual Croacia ubicada en el sur de la región de Dalmacia, y capital del condado de Dubrovnik-Neretva. Su casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es su mayor atractivo y fascina a todo aquel que lo visita. Su carácter histórico no se queda atrás y en el mapa ubicado junto a la Puerta Pile, en el área occidental de la muralla, se muestran los lugares afectados por los bombardeos durante la guerra civil que llevó a la disolución de Yugoslavia (1991-1995). Con más de 2.000 impactos de bala en los muros, centenares de avenidas y edificios dañados y una decena de casas destruidas de las bombas, «la libertad no se vende ni por todo el oro del mundo» sigue siendo el lema ancestral de esta ciudad. Y entre tanta destrucción, ni un pedazo de la muralla cayó.

Aunque sus orígenes se remontan al siglo VII, se ven pocos vestigios de edificaciones anteriores al siglo XVII, cuando un terremoto sacudió por completo la ciudad.
En la Plaza Luza, rodeada los bares y cafés, se encuentra la Torre del Reloj, en donde los zelenci -dos estatuas de bronce- son los encargadas de anunciar con campanadas la llegada de cada nueva hora. Alrededor se sitúan algunos de los edificios más importantes, como el palacio Sponza, la iglesia de San Blas, patrono de la ciudad, el Palacio de los Rectores y la Catedral de Velika Gospa, construida en el siglo XII y reconstruida al estilo barroco en el XVIII.

dubrovnik

Algunas excursiones diarias que pueden realizarse son:

*El Parque Nacional Isla Mljet, un paraíso natural al que puede accederse en barco desde el puerto de Dubrovnik y se tarda desde 1 a 2 h, dependiendo del tipo de embarcación.

*La península de Peljesac ofrece delicias gastronómicas donde se destacan la famosas ostras de Ston.

*La isla de Korcula, cuna del famoso navegante Marco Polo. Se puede visitar tanto por tierra, atravesando la península de Peljesac y cogiendo un ferry que sale cada media hora desde el pueblecito de Orebic (el trayecto es de 15 minutos), o en una excursión en barco desde Dubrovnik.

*Las costa. Una buena opción es alquilar una pequeña embarcación (con o sin patrón) en alguna de sus numerosas marinas para acercarse a las islas cercanas y descubrir las pequeñas calas de la costa.

*Las “Noches de Pescadores”, que se celebran en los meses de junio, julio y agosto en la ribera de Trpanj (en la península de Peljesac, a una hora y media de Dubrovnik). Se realizan actividades como degustación de vinos, actuaciones de Klapa (grupos a cappella), conciertos, carreras de burros y, lo más destacado, es la iluminación simultánea de los montes de Skojera, donde se encuentra una estatua de la Virgen María, y el rompeolas de la bahía de Trpanj. Este espectáculo dura una hora y después los jóvenes pescadores salen de la bahía en botes con antorchas encendidas.

*La región de Konavle, la planicie Rudine, las depresiones de Majkovo, el campo de Ston y el Monte Negro de Peljesac son bellos rincones con una naturaleza privilegiada para los que adoran las maravillas naturales.

*El Arboretum (parque botánico) Trsteno, con un gran número de plantas protegidas y los plátanos más viejos y grandes de Europa.

*La isla de Lokrum, cuenta con un parque horticultural en torno al Monasterio Benedictino.

*El Parque Botánico, que conserva una gran colección de plantas decorativas tropicales.

*La Riviera de Makarska, famosa por sus calas resguardadas y sus playas rodeadas de pinos. De Dubrovnik a Makarska suele tardarse en coche unas 2 h 15 minutos.

dubrovnik

¿Cómo llegar?

Hasta Croacia se puede llegar de varias formas, bien en avión (recomendado si viaja desde Europa occidental), en tren a través de los Balcanes o por carretera. También en barco a través del Mar Adriático. Hay vuelos directos en verano desde Madrid y Barcelona hasta Dubrovnik.

Una vez allí, alquilar un coche sería la mejor manera de aprovechar el máximo del país y lo más aconsejable es hacerlo por la costa. Es sencillo ir de isla en isla o desde alguna de las ciudades importantes de la costa a una Isla croata, ya que el tráfico de ferries es continuo y bastante bien organizado, mejor que el autobús para ir de ciudad en ciudad.

Alojamiento
Una habitación doble en un hotel de 3 estrellas sale desde 70€ la noche. Otra opción son los apartamentos con espacio para dos a seis personas que cuestan desde 40 euros.

Más información

Guía de Turismo de Croacia

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Croacia, Viajar por Europa



Deja tu comentario