Las Catacumbas de la Basílica y Convento de San Francisco de Lima

catacumbas 2

Hacía tiempo que no viajábamos virtualmente a ninguno de esos osarios que tanto nos gustan e inquieta. Hoy nos escapamos hasta Lima, concretamente hasta el monumental conjunto de la Basílica y Convento de San Francisco de Lima.

Según muchas guías de viaje, de esas que son imprescindibles a la hora de tomar un avión, esta iglesia se perfila como uno de los rincones más acogedores y bonitos de toda la ciudad de Lima.

Lo cierto es que a esta basílica no le falta absolutamente de nada. Con una preciosa sacristía, la del templo mayor, que es sin lugar a dudas la joya del recinto. Cuenta también con una anteportería, portería, vestíbulo, un claustro principal (con una colección de 39 lienzos de 1671), sala capitular, salón de andas, refectorio, antesacristía, claustro superior, un coro de 22 metros de largo y 12 de ancho y una espectacular biblioteca con 25 mil volúmenes.

No obstante hoy nos dirigimos un poco más debajo de estas estancias. El lugar más sobrecogedor de todo este monumental complejo, las catacumbas. Éstas impresionan a todo aquel que tiene la oportunidad de verlas, y fueron un antiquísimo cementerio en los tiempos coloniales.

Estaría en funcionamiento hasta aproximadamente el año 1810, por lo que no es de extrañar que albergue más de 70.000 personas.

catacumbas

A día de hoy, las distintas estancias de estas catacumbas presentan numerosos huesos que se han ido clasificando por tipos. Muchos de ellos están dispuestos de forma artística, o por lo menos esa parece ser la intención, ya que lo cierto es que más que deleitarnos con la “obra” no podemos evitar sentirnos abrumados por el ambiente tétrico de la misma.

Estas catacumbas fueron olvidadas durante muchos años, hasta que finalmente en 1943 se redescubrieron.

Hay quien dice, que las mismas conducen a corredores ocultos que comunicarían todas las iglesias de la ciudad, incluso con el palacio de Gobierno, algo que no deja de ser inquietantemente curioso ¿Para que servirían estos corredores ocultos? ¿Quién se introduciría en ellos para moverse por bajo de la ciudad?

Durante la visita de las plantas inferiores de la Basílica podemos observar una serie de rejillas en el suelo que nos muestran estas asombrosas catacumbas y sus formaciones con huesos humanos.

Otros enlaces de interés:

Foto vía: catacumbasdesanfrancisco

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Lugares increibles, Perú



Comentarios (1)

  1. alejandra dice:

    muy necesario increíble

Deja tu comentario