Los bambúes de Damyang, en Corea

bosque-de-bambu-en-damyang

A través de las series de televisión y películas coreanas que veo por Internet, demás está decir que me encanta la cultura oriental, he descubierto un país que no podía imaginarme: Corea del Sur. Está casi eclipsado por Japón y por China pero yo creo que es un destino maravilloso de turismo y que no deberíamos dejarlo fuera de una ruta por Asia.

Más allá de su capital, la fantástica y moderna ciudad de Seúl, el país tiene otros atractivos y entre los más bellos escenarios naturales está el condado de Damyang, al norte de la península. Se trata de una tierra muy rica en bosques de bambú y por eso mismo todo aquí gira alrededor de este árbol.

Puedes empezar conociendo el Jardín Soswaewon, al sur del condado, diseñado y construido por Yang San-bo en el siglo XVI. Es un complejo de jardines y pabellones que emanan paz con un estanque, pequeño, un puente que lo cruza y bambúes que se mueven con la brisa generando un sonido muy particular. El jardín todavía está en manos de la familia de San-bo y ha sido renovado varias veces pero aún así pasear por él es un viaje en el tiempo cinco siglos atrás.

La segunda visita puede ser la aldea de Jukyang-ri, situada justo al lado del bosque de bambú Jungogwon. Este bosque se extiende por sobre la ladera de la montaña así que el camino hasta la cima lo haces rodeado de bambúes, con sus sonidos, colores y aroma. En esta zona te puedes quedar a pasar un par de días albergándote en cabañas de estilo coreano. Es un spa natural, no hay dudas.

Imagina dormir en el silencio de la naturaleza, despertar temprano y caminar por el bosque y llegar hasta la Fortaleza Geumseong, sobre la montaña Saseong-san. Después puedes disfrutar de la gastronomía local, deliciosa, algo dulce, y seguir tus vacaciones.

Si vas en verano, en mayo, puedes participar del Festival del Bambú.

Foto: ecKorea

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Corea del Sur



Deja tu comentario