Novosibirsk, la vibrante capital siberiana

Opera de Novosibirsk en la plaza de Lenin

La Ópera de Novosibirsk, en la Plaza Lenin

Novosibirsk es la tercera ciudad más grande de Rusia –después de Moscú y San Petersburgo–, y la principal urbe de la región de Siberia. La vida nocturna allí es el punto fuerte de cualquier visita. Con aquel inconfundible aire a Las Vegas, cautiva a los amantes de la noche y la diversión, y ofrece una amplia variedad de pubs, restaurantes y discos que abren sus puertas hasta el amanecer.

Desde 1890, Novosibirsk se ha desarrollado en torno al curso del río Ob. En la actualidad, abundan allí las agencias de viajes y la infraestructura turística está bien preparada para recibir al gran número de visitantes que cada temporada llegan a la ciudad para disfrutar de su encanto y su vida activa.

También es posible encontrar un sinnúmero de opciones para recorrer esta urbe durante el día y en familia. El Zoológico de la ciudad es uno de los sitios imperdibles, con más de 11 mil ejemplares, entre los que destaca la impresionante colección de felinos de gran tamaño.

Novosibirsk es hogar de dos catedrales, que son protagonistas de todo circuito turístico. Se trata de la Catedral de la Ascensión, reconstruida en los años ’90, y de la más tradicional Catedral de Alexandre Nevsky. Estas dos joyas de la arquitectura local representan lo más moderno y lo más clásico del estilo característico de las iglesias ortodoxas rusas.

La Plaza Lenin es uno de los puntos clave del recorrido. En su centro se erige la estatua del ilustre personaje que le da nombre, y cerca de allí se encuentran numerosas esculturas modernas. Justo en frente, puede visitarse la Academia Estatal de Ópera y Ballet de Novosibirsk.

Construido en 1945, este teatro es la referencia ineludible en materia cultural tanto en la ciudad como en toda la región siberiana. Se trata del más grande de toda Rusia, con una cúpula de 35 metros de alto.

Foto Vía: Inciarco

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Rusia, Viajar por Europa



Deja tu comentario