El bosque de piedras de Huayllay

Bosque de Huayllay

Las futuras Maravillas del Mundo Natural continúan con sus campañas para ocupar la lista de 7 privilegiadas que integrarán los nuevos destinos imperdibles del globo. En Perú, el bosque de piedras de Huayllay es, no sólo un prometedor nominado, sino también un sitio mágico, con un paisaje verdaderamente único.

En el sitio web de Huayllay, una organizada campaña insta a votar a este santuario nacional para que acceda a las primeras posiciones en la tabla de votados. Ubidaco a casi 4500 metros de altura, en el departamento de Pasco, este conjunto natural es sin dudas un gran candidato.

Fue establecido como Santuario Nacional en agosto de 1974. Se trata de una especie de oasis petrificado, en la Meseta de Bombón, y coronado por la Cordillera de Huayhuash. Nada menos que 6815 hectáreas de bosque de piedra componen un espacio mágico. La erosión del viento y el agua, el desplazamiento de los glaciares y la acción del tiempo generaron las esculturas que hoy distinguen a la región.

La más destemplada puna es hogar de este monumento natural. Museo geológico único, alberga figuras de hombres, animales, pórticos que simulan dar entrada a templos invisibles y un sinnúmero de imágenes. Muchas de ellas poseen nombre: la alpaca, el elefante, el turista, la cobra, el caracol, el cocodrilo, el mexicano y muchísimas más.

Bosque de Huayllay

También la fauna de la zona es destacable. El venado, el gato montés, la vicuña y la vizcacha son algunos de los mamíferos que habitan estas tierras. Gavilanes y perdices surcan el cielo.

Más de diez rutas dedicadas al trekking guiarán los pasos de los visitantes a través de estas maravillas, y también de las pinturas rupestres que se encuentran ocultas entre sus muros. Cuchipinta y Vicuñapintasha son las más reconocidas.

Foto 1 Vía: Wiki Sumaq Perú
Foto 2 Vía: Foto Países

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Perú, Siete Maravillas del Mundo Natural



Comentarios (1)

  1. gustavo dice:

    es una maravilla lo q Dios creo, yo quisiera conocer eso

Deja tu comentario