La Ciudad Prohibida, en Pekin

En el centro mismo de Pekín se erige la Ciudad Prohibida, un colosal palacio que durante las dinastías Ming y Qing funcionó como palacio imperial, y que hasta 1911 fue sede del gobierno chino. También conocido como Ciudad Púrpura o Museo Palacio, este monumento constituye una de las principales atracciones de la ciudad, y estará preparada para recibir el gran afluente de turistas entusiastas que llegarán para presenciar las Olimpiadas de Pekin 2008, aunque también para conocer la maravillosa capital de China.

Pekî, Ciudad Prohibida, Museo Nacional del Palacio

Al acceder al trono, en 1404, el emperador Yong Le decidió trasladar la capital del Imperio Chino, hasta entonces ubicada en Nanjing, a Pekín. Por ello, fue necesario una nueva sede para el poder imperial, y se construyó un asombroso complejo de 800 edificios y más de 9000 habitaciones. Su atractivo visual es único, ya que se trata de la mayor colección de edificaciones de madera que se conservan en la actualidad. Desde 1987, forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

El Palacio Imperial se encuentra al norte de la Plaza de Tiananmen, en el barrio conocido como la Ciudad de Tiananmen. Se trata de un edificio rectangular de 961 por 753 metros, y lo circundan muros de 10 metros de alto, rodeadas a su vez de un foso de 52 metros de ancho. En las cuatro esquinas que conforman las paredes fueron erigidas cuatro torres. El palacio posee cuatro puertas, nombradas según los puntos cardinales.

El complejo se divide en tres partes: los salones dedicados a las ceremonias y los eventos especiales, el jardín real que habitan las mujeres del rey, y la residencia del rey y sus hijos. Los bosques, las montañas y las rocas de su interior conforman un escenario fantástico, que no hay que dejar de visitar durante la estadía en Pekín. El Museo Nacional del Palacio, que funciona allí, posee una rica colección de pinturas, cerámicas, piezas de bronce, esculturas y elementos de la vida cotidiana.

75 kilómetros al norte de allí, se encuentra Badaling, el lugar más recomendado para conocer la Gran Muralla China. Se trata de una elevación de más de mil metros, con cómodas comunicaciones e instalaciones ideadas para los turistas.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: China, Viajar por Asia



Deja tu comentario