Split y la Isla de Hvar en Croacia

Palacio del Emperador Diocleciano en Split

Croacia atrae al visitante por su costa y también por Dubrovnik, la famosa perla del Adriático, pero en Croacia falta tiempo para ver todas sus maravillas: las de tierra adentro y las de sus más de 1000, eso sí, tan sólo unas 60 están habitadas.

Split suele ser para el turista una ciudad de paso, cuando llegas con el coche te asustas y piensas que te vas a encontrar un sitio horrible, pero nada de eso. Además también os la recomendamos como punto de partida a una de las islas más bonitas del mundo: la isla de Hvar.

Split es la segunda ciudad más grande de Croacia después de Zagreb y tiene el puerto más importante del país. La ciudad nació dentro de un palacio romano y precisamente hoy ese palacio es su mayor atractivo turístico: El Palacio del Emperador romano Diocleciano declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En los alrededores se encuentra el casco histórico con calles llenas de galerías de arte, tiendas, bares y mercados como el de la fruta, situado en la plaza del mismo nombre y donde os recomendamos una parada para cargaros de vitaminas.

Desde el puerto de Split salen cada día numerosos ferris cargados de pasajeros que se dirigen a las islas. La compañía que más conexiones ofrece es Jadrolinja (en su página web podréis consultar horarios y precios).

Isla de Hvar

El trayecto en ferri desde Split hasta Hvar es de 1 hora y media aproximadamente y si tenéis coche también lo podréis embarcar. Si no es ese vuestro caso lo podréis alquilar una vez lleguéis a la isla.

Hvar, es la isla más turística de Dalmacia. La mejor manera de recorrer la llamada “Capri croata” es en coche. En 20 minutos llegáis a la ciudad antigua de Stari Grad donde podéis dar un paseo y saborear el dulce típico llamado Baklava, un pastel de nueces trituradas que está riquísimo.

Seguimos hasta Hvar, el núcleo urbano que da nombre a la isla. Por la carretera recorreréis campos y campos de lavanda, es probable que nunca hayáis visto tanta junta, es una maravilla. Os recomiendo bajad la ventanilla y disfrutad de un auténtico ambientador natural. Si os gustan las casas de piedra aquí encontraréis pintorescos pueblos construidos en las laderas que destacan por antiguas casas dálmatas con techos rojos. Muchas abandonadas y casi tapadas por las hierbas, otras sin embargo están restauradas

Campos de lavanda en la Isla de Hvar

Pasada media hora estaréis en Hvar y os toparéis con la plaza de la Catedral de San Esteban, considerada la más grande y hermosa de Dalmacia. A pocos metros: vendedores de lavanda, terrazas donde tomar una “piba” (cerveza en croata) y el primer Teatro Municipal de Europa edificado en el año 1612.

También podéis visitar el Monasterio de Santa María de la Misericordia y ver un fresco de la Última Cena en el que se aprecia en su lado inferior izquierdo un misterioso rostro. Haced fotos, no está prohibido y además dicen que lo veréis con más nitidez.

Destaca también el Fuerte de Napoleón (1811) situado en el punto más alto de la ciudad. Las vistas son espectaculares sobre todo al atardecer.

Hvar es una isla de playas azul turquesa y agua cristalina y que también cuenta con varias lugares donde practicar el nudismo.
Una de las excursiones que podréis hacer es a las Islas Pakleni, en el puerto de Hvar se alquilan barcas. A estas islas las llaman del Infierno porque su costa es bastante abrupta y no pueden llegar embarcaciones grandes. Si te gusta el submarinismo te recomendamos este lugar.

Isla de Hvar. Un mar cristalino

En la isla de Lavanda también es posible toparse con algún famoso como Tom Cruise, Estefania de Mónaco, Sharon Stone… y es que el año pasado la revista Traveller la eligió como una de las 10 islas más bonitas del mundo.

En Hvar podréis alojaros en hoteles, resorts, campings y habitaciones en casas particulares y sobretodo no os preocupéis por la comida: pescados y mariscos, arroces, pasta, cordero, ternera… hay de todo y para todos los paladares.

Aquí también hay mucha marcha y ambiente a todas horas, eso sí, la tranquilidad también encuentra sitio en esta preciosa isla, porque como dice una canción popular “yo conozco el paraíso ahora, ya conozco Hvar”

Otra información útil:

– Relación de hoteles en Split

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Croacia, Playas, Viajar por Europa



Comentarios (5)

  1. Daniel Jose Franichevich dice:

    Hola soy de Argentina y mis abuelos son Croatas de la isla de Hvar de la Ciudad de Starigrad . Saludos Daniel la pagina esta muy buena

  2. Sara Beatriz Santich dice:

    Mis antepasados nacieron en la isla de Hvar, en Starigrad. Estoy planeando un viaje para Mayo, y ya que tienes publicada una página muy linda, que hace que uno quiera estar allí ya, te aconsejo que la completes con info sobre temperatura y períodos de lluvias.
    Felicitaciones.

  3. Domingo Osvaldo Petrich dice:

    Mis padres eran de la isla de Hvuar.Yo ya la visitè dos veces ,pero no quiero irme de èste mundo sin volverla a visitar.Este año no puedo llegarme,pero espero hacerlo el año entrante.Me hubiease gustado que colocasen mas fotos,porque yo no soy muy bueno para sacar fotografìas.

  4. leslie radovancic dice:

    hola, gente muy buena la info. Mi abuelo es de alli, mi madre la pudo visitar, me encantaria poder ir tambien. Seguro en algun momento sera posible ya que dan ganas de ir ya. Un saludo desde argentina. Atentamente.

  5. maria del sur dice:

    HOla!!! queria saber si solo se puede ir desde split a hvar, para entrar en la isla. Es que he visto que en el otro extremo de la isla puede que haya uun puerto para llegar a la penisula croata mas cerca de dubrovnik, para no tener que volver a split y despues bajar… no se si me entendeis

Deja tu comentario