Gran Cañon del Colorado: excursiones (parte II)

Grand Canyon

Hace 70 millones de años el choque de dos placas tectónicas levantó la meseta del Colorado por la presión hasta casi 3.000 metros de altitud. Las lluvias desde aquel momento han horadado las laderas haciéndolo cada vez más profundo.

También el río Colorado ha actuado como agente erosionador, ensanchándolo. Los poros absorben agua que al congelarse se expande y agrieta las paredes que se desprenden…

Todo ésto ha dado como resultado que el Gran Cañón del Colorado tenga 446 kilómetros de longitud, y entre 16 y 29 de ancho. La piedra caliza de la parte de arriba tiene casi 260 millones de años de antigüedad mientras que en el fondo del valle hay rocas de casi 1.800 millones de años.

El Parque está dividido en dos zonas: el North Rim y el South Rim. El más turístico es el del Sur, e incluso, por las temperaturas, el del Norte cierra de Octubre a Abril. En el South Rim la altura puede llegar a alcanzar casi 1.400 metros, pero lo importante para el turista es que hay buenas comunicaciones y magníficos senderos bien señalizados.

La entrada al parque vale 20 dólares por vehículo o 10 dólares por persona. La validez de la entrada es para siete días.

* Excursiones

Tour en avioneta o helicóptero

Hay dos excursiones que cualquier buen viajero desea hacer: la aérea para contemplar la majestuosidad del Gran Cañón, o la que va por el río Colorado.

Yo escogí la del helicóptero. El aparato es un moderno Eco Star con cristales panorámicos, en le que entran hasta 6 turistas que se colocan dentro según la talla y el peso. Tras las indicaciones pertinentes a través del mismo casco, nos dispusimos a despegar mientras el corazón me galopaba como un loco. Hasta llegar al filo el Cañón y ver como de repente desaparecía la Tierra a nuestros pies en un profundo abismo, bajo el helicóptero se desplegaba un frondoso bosque verde. Sin embargo, aquella sensación de vértigo que se mete en el estómago es algo que no se olvida. Aquella sensación de que de pronto desaparecía el bosque y caíamos absorbidos por el Gran Cañón es indescriptible.

Pero una vez repuesto de la primera impresión, me perdí en aquel laberinto de rocas; una hendidura gigantesca que parecía abrirse hasta las mismas entrañas de la Tierra. Cámara en ristre, y sin casi pestañear, procuraba no perder un detalle del río, de las curvas, de las depresiones y valles; de cada rayo de sol que al iluminar aquellas majestuosas montañas las dibujaba de marrones, rojos, amarillos y grises; en aquel cielo inmensamente azul salpicado de esponjosas nubes blancas… y tomaba más y más fotografías.

El Tour de media hora cuesta 100 euros; el de 50 minutos unos 120 euros. Es caro, pero merece la pena, sin duda alguna.

Tour aéreo más descenso en canoa

Es una excursión espectacular. Tras hacer la excursión anterior, el helicóptero desciende hasta el rio. Allí nos subimos a una especie barcas y comienza entonces una visita al Gran Calón del Colorado pero visto desde sus profundidades. Además hay una zona, que si la contratáis, es de rafting.

Cuando contratéis los tour aéreos acordaos de preguntar si el helicóptero se mete entre los grandes desfiladeros o simplemente la visión es cenital.

El precio de la excursión aérea más el descenso en canoa es de 300 euros.

Grand Canyon

Tours en Jeep

El precio está alrededor de los 50 euros, según la compañía con la que lo reserves.

Tours en mulas

Curiosamente, según dicen allí, las mulas son el animal más seguro para caminar junto a desfiladeros y grandes precipicios.

Cines y tiendas

Antes de entrar en el Parque, en un pequeño pueblo a unos kilómetros, hay un cine Imax donde proyectan una película en 3D que realmente merece la pena ver. Es la historia del Gran Cañón y resulta amena y espectacular. Además, teniendo en cuenta que atardece pronto, tendremos tiempo de sobras.

Tiendas y lugares de restauración hay suficientes. Casi en cada punto interno del Parque donde para el autobús. En las afueras además hay los de todas las cadenas más tradicionales, como por ejemplo, McDonalds. Además, pizzería y por supuesto, los clásicos ranchos americanos.

* Recomendaciones

Para cualquiera de estas excursiones lo mejor es reserva la tarde anterior y hacerlas a primera hora de la mañana. Luego ya tendréis el día libre para no preocuparos del tiempo en que comienza la excursión.

El coche es mejor dejarlo en el primer parking del Parque, y desde allí moverse en el autobús interno.

No os perdáis al menos un amanecer y un atardecer allí dentro.

Daros un buen desayuno porque lo vais a quemar rápido con lo mucho que vais a andar. Si acaso llevaros algo en la mochila, pero si queréis comer bien, mejor hacedla por la noche que al mediodía.

Más o menos a las 8 de la noche ya estaréis de vuelta en el hotel, así que vais a tener tiempo de daros una ducha relajante y luego bajar a cenar.

más información en: Gran Cañón, una fuerza de la Naturaleza.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Estados Unidos, Siete Maravillas del Mundo Natural, Viajar por América



Comentarios (2)

  1. veronica dice:

    Es un lugar sumamente bello ojala y podiera tener la oportunidad de ver en persona tan sagrada belleza de la naturaleza tengo mucha informacion sobre este, acontecimiento natural he investigado a solo mis 22años. Se mucho sobre este fenomeno tan bello para mi. solo me faltaria conocerlo en persona. ya que ofrece a la vida humana la historia la vivencia de algo que se transformo en una de las cosas mas bella procreadas por la naturaleza misma que hoy en dia podemos observar ese gran acontecer maravilloso.Que como seres humanos que somos es importante saber como fue creado esta hermosa greacion natural

  2. Hèctor Bello dice:

    Fantàsticas tomas, nos enseña el prodigio de la naturaleza. Felicitaciones.

Deja tu comentario