Argentina, donde comer es un placer

Carnes argentinas parrillas

No hace falta irse a la Pampa para comer la mejor carne… cualquier restaurante donde me metí era un auténtico lujo, en comparación con lo que aquí tenemos. Hasta la fecha, puedo afirmar, que en ningún otro sitio he podido probar algo igual; las carnes son jugosas, tiernas; las típicas que les introduces el cuchillo y se cortan sin esfuerzo alguno; que tiene un sabor exquisito al paladar y al mismo tiempo se deshacen en la boca… y ese toque de parrilla que sólo los argentinos saben dar… Y es que como me dijeron varios argentinos con los que pude hablar (o ellos hablaron conmigo, porque dada su facilidad de labia, eran ellos los que me asaltaban a mí), tienen la costumbre a nivel familiar de reunirse casi cada domingo para celebrar barbacoas. Son muy familiares, extremadamente familiares. Para ellos, la familia está por encima de todo, y lo celebran juntos con grandes reuniones, donde según coincidieron todos, cada trozo de carne que echan a la parrilla mínimo ha de pesar medio kilo.

 Un detalle importante es que a los argentinos les gusta la carne muy hecha o cocida. Así que si no decimos nada, nos la pondrán así. Para pedirla poco hecha hay que pedirla “jugosa” y si es en su punto hay que pedirla “a punto”.

— Acompañamiento —

Generalmente no llevan ningún tipo de salsa. Para ellos es un sacrilegio el tapar el sabor de la carne con nuestras salsas a la pimienta o al queso. En todo caso, lo más que se puede pedir que también es típico, es la salsa “chimichurri“, un condimento a base de ají picante, aceite y ajo. Aún así, y como me dijo un camarero… sólo se las suelen pedir los turistas. Los argentinos que pueden permitirse comer en restaurantes la piden sóla. Por otro lado, jamás la acompañan ni de verduras, ni de patatas ni de nada. De hecho, yo cometí el fallo en mi primera comida, de pedirlo con patatas fritas (no sabía esa costumbre). Después de mirarme con cara rara… ni os imagináis el cerro de papas fritas que me pusieron… pero en una bandeja aparte (sí sí, bandeja). Ah, otra cosa… la salsa chimichurri también la ponen aparte.

—– Las parrillas ——

Es típico ver a través de un escaparate que da a la calle unas especies de ruedos; carne que se asa alrededor de un gran fuego hecho con leña. Pero es que esas piezas de carne que asan alrededor de ese fuego están enteras, de modo que podemos ver corderos completos (abiertos en canal) asándose, o grandes trozos de carne vacuna, o los famosos chorizos criollos.

—– Platos de carne conocidos —-

El “bife” de chorizo es más o menos, nuestro entrecot, a la brasa, pero a pesar del nombre, no tiene nada que ver con el chorizo español. Es de la parte del costillar. Y es ternísimo. es lo más solicitado sin duda alguna.

El “Asado de Tira” son también un par de tiras de carne sacadas del costillar, y es quizás el plato de más sabor.

El “churrasco”, equivalente a nuestras chuletas pero cortadas transversalemente.

El “Asado” equivale a nuestra parrillada. Aviso que este plato mínimo hay que pedirlo para 3 ó 4, aunque ellos lo consideren como mucho para dos. Es un auténtico cerro de carne amontonado en una bandeja y lleva, la carne que he dicho anteriormente, más asaduras, mollejas, pollo, chorizos criollos, morcilla y sesos.

El “Matambre” es una especie de embutido, con forma de rollito de carne, cortado en lonchas, con un relleno de pimientos y huevo. A mí, personalmente, pues no me llamó la atención… salvando las diferencias… es como comprar estas nuevas mortadelas que hay aquí con sabores.

El “Cuadril” es un corte sacado de la cadera de la vaca.

El “chorizo criollo“…. una auténtica delicia.

El “cordero patagónico“. El mejor se come en la Patagonia, eso sin duda. Pero está literalemente, “para chuparse los dedos”-

Parrillada de carne argentina 

—- La pasta —–

Una de las principales influencias de la cocina argentina, es la italiana. Probar la pasta argentina es deleitarse con el sabor de la cocina de Italia. Y no os exagero cuando os digo que las mejores pizzas no las he comido en Italia, sino aquí. La masa de la pizza es exquisita. Tiene un sabor distinto al de España. eso sí, no están acostumbrados a mezclar tantos sabores como aquí…. como mucho las hay con 3 ingredientes solamente.

consejo — calculad que lo que ellos consideran una pizza individual es uan pizza mediana de las de aquí, que yo, que como digo, soy tragón, cada vez que pedí una pizza, tuve que dejar en el plato. Por cierto, la pizza más típica es la “Fugarzza” de queso y cebolla.

Los spaguettis en Argentina los llaman fideos, pero tambien tienen toda la variedad de pasta: tortellini, ñoquis, etc.

—- Otros platos —-

*Es muy típico pedir “provoleta“. La provoleta es queso provolone, cortado en una gran rueda gruesa, y puesta a la parrilla (no, no se derrite, no me preguntéis cómo porque yo la he hecho en casa, y no hay manera). De ese modo, esa rueda de queso está muy tierna por dentro, pero crujiente por fuera. La sirven, ésta sí, con salsa chimichurri.

*Las empanadas. Seguro que todos habéis oido hablar de las empanadas argentinas. Las probé rellenas de carne, de pollo, de verduras, de queso, y de aceitunas.

*Las rabas. Son los calamares fritos de aquí. Como veréis casi no os he hablado de pescado, y es que en Buenos Aires no es aconsejable ni bueno. Para comer pescado mejor irse a Tierra de Fuego o a los Andes, la zona de los lagos.

* Los “panchos” son los perritos calientes.

* La “Carbonada criolla“, es carne guisada en una olla.

—– Los Postres —–

La estrella sin duda alguna es el “Dulce de leche“, algo así como leche condensada pero como tostada.

Los “panqueques” son rollitos de crépes, y rellenos de varios sabores. El más típico es el panqueque de dulce de leche.

El “durazno“. Pues es muy típico, y quizás sorprenda comer este postre que no es ni más ni menos, que melocotón en almíbar.

—- Los helados —–

Repito, pasado italiano… y eso implica… sí sí… helados exquisitos.

—- Las bebidas —-

La cerveza que más se bebe en Buenos Aires es la Quilmes. Una cerveza rubia y muy suave, pero bastante sabrosa, y de baja graduación. Todas las cervezas se sirven en botellas de 650 cl. Igual que las jarras. Si se quiere el tamaño español, nuestar “caña” de cerveza , vamos, habrá que pedir un “porroncito”. es el equivalente a los 33 cl. El chop es una caña doble. También es muy conocida la cerveza “Bieckert”. Una cerveza Quilmes puede costar un euro y medio aproximadamente. Aunque buscando bien, la sacas por menos.

El vino es muy valorado en Argentina. Como dije, el de Mendoza es el más valorado. Y la uva más utilizada la Malbec, que da nombre a muchos de sus vinos. Según me comentaron, pues me dejaba aconsejar por los camareros, casi siempre me aconsejaban un buen Malbec.

El mate es la bebida nacional. Es una especie de infusión de yerba muy consumida por los indios guaranies. A mí, sencillamente me pareció…

—- Los precios —–

Sorprendentes. Pero claro, es que el 2.003 los precios estaban por los suelos. Para que os hagáis una idea, empezaré por lo más barato…

El típico menú del McDonald (logicamente allí tambien hay restaurantes de comida rápida) cuesta allí, al cambio, 1,5 euro. Sí, lo que leéis. Un euro y medio. en la época que estuve, ir al cine y comer en el McDonald no llegaba a los 3 euros las dos cosas.

Comer en una pizzería, pizza individual (ya sabéis, la mediana de aquí) más una jarra de cerveza, más un café, no llega a los 5 euros normalmente. Y repito, yo diría que con una pizza comen dos.

Comer en un restaurante en plan lujo (mi comida más cara fue en Buenos Aires, por aquello de darse la gran comida del viaje) no llegó a los 30 euros… pero es que ya os contaré más adelante el sitio y la comida.

—- Dónde comer ——

Vayamos de más barato a más caro. Os hablaré de los sitios en los que comí. Y ya luego os mencionaré otros que me recomendaron.

* Comida rápida:
Aparte de los clásicos (mcDonald, Burguer King), allí son muy clásico los restaurantes de bajo coste, que no son sino unas especie de mostradores donde hacen la comida en lotes, porciones de carnes, guisos, empanadas, etc. , con unas cuantas mesas, la verdad que de aspecto bastante malo, y que son muy usados por los propios argentinos. Son baratísimos… si ya os conté los precios antes , aquí recortadlos aún más. Han proliferado debido a la pobreza de esa época, y sobre todo, a la falta de trabajo. No entré porque como digo, los aspectos no me llamaban la atención y me resultaba como comer a rancho…

* Pizzerías:
La más conocida en Buenos Aires es la cadena de pizzerías “los Inmortales“. Yo fui un par de veces a la que hay en c/ Corrientes. Puedes comer pizzas completas o pedir porciones de tres tamaños. Si no se quiere gruesa hay que pedirla “a la piedra”. La decoración es bastante antigüa para lo que estamos acostumbrados. Es como un restaurante de los años 70/80 en España. Mesas normalitas, puestas en filas, y muy pegadas unas a otras. La decoración es con cuadros de Carlos Gardel, y de tangos. Aquí, una provoleta de entrada, una pizza, una quilmes y un café, apenas fueron 6 euros.

Pizzería Nápoles” en Rivadavia, frente al Palacio del Congreso, es por fuera, muy humilde, casi un bar de los de aquí. Pero el sabor de sus pizzas es exquisito. Me lo recomendaron y no salí decepcionado. Es muy barato.

*Parrillas
Son los restaurantes clásicos por antonomasia en Buenos Aires. Los que tienen esos escaparates con la carne asándose. El mas turísitco y conocido es “La Chacra” cerca de la Avénida Córdoba. Aunque es un local grandísimo, es recomendable reservar porque reciben muchos grupos turísticos. Mucha variedad y muy buena. Percio medio para lo que hay allí, pero muy barato para lo que estamos acostumbrados. un par de empanadas para ir abriendo boca mientras esperaba el cordero, el cordero, y un buen vino, y dulce de leche para acabar, rozó los 12 euros.

La posada de Maipú” es famosa por sus precios. Tienen parrilladas, brochetas y pastas. Es muy clásico el comer como aquí se hace en los brasileños, o sea, pasan con el pincho y tu comes hasta que te hartes…

* Puerto Madero
Es la zona de “lujo” de Buenos Aires. Junto al Río de la Plata, están los restaurantes más caros de la ciudad. Allí fue donde me di “la” comida del viaje. Os la cuento…
Fue además mi primera comida, así que llegué en plan novato… y casi reviento…
El restaurante por fuera es en plan posada, con el camarero elegantamente vestido esperando en la puerta para darte entrada. es preferible reservar, aunque a la hora que fui, sobre las 14 h. ya quedaba poca gente. Allí suelen comer antes. El local tiene un ambiente muy propio para el buen comer; relajante, con colores cálidos, y abunda la madera y el oscuro. Un salón muy recogido y bonito; la barra nada más entrar como si fuera un recibidor donde tomar algo mientras esperas mesa… y al fondo, atravesando el salón, la terraza. Preciosa. Con vistas al paseo “marítimo” y al Rio. No oyes un ruido, sólo los pájaros; el tráfico no pasa por allí, y estás rodeado de flores y mesas muy separadas… El restaurante más europeo de todos los que estuve.

Panqueque de dulce de leche

Para conocer aún mejor el país: Argentina, vivirla y sentirla

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Argentina, Gastronomia, Viajar por América



Comentarios (2)

  1. La carne, en general, es buenísima y a buen precio. En especial, el cordero patagónico… mmmhhh!!

  2. milton dice:

    el matambre es una cosa y el matambre relleno es lo q describis vos,tb esta el matambre a la pizza!
    y te falto el vacio q es una carne muy sabrosa tambien!
    te recomiendo q pruebes nuevamente el matambre,pero no relleno! sabrosisimo!!!!

Deja tu comentario