Recorriendo las calles de Jarandilla de la Vera

Jarandilla de la Vera

Jarandilla de la Vera es poseedora de bellos paisajes, lo que hace que sea una de las localidades de Cáceres con más afluencia de visitantes. Al estar rodeada por dos gargantas, la de Jaranda y la de Jarandilleja, el agua que por ellas baja al deshelarse, limpia, fresquita y cristalina es la protagonista de este paraje.

Los orígenes de Jarandilla se remontan a la prehistoria, pasando por esta tierra diversos pueblos como los romanos, árabes, visigodos y caballeros.

Sus paisajes se visten con bosques frondosos de robles, castaños, encinas, brezos y jaras dotando a la localidad de un aroma y un frescor inigualables.

Al pasear por la villa de Jarandilla encontrarás el Parador Nacional de Turismo en el paseo Joaquín Ruiz Jiménez. Antiguamente fue el palacio de los Condes de Oropesa donde Carlos V estuvo alojado durante su estancia en Yuste.

Bajando por la cuesta de los carros, la calle Marina y la calle Pizarro encontrarás la cueva de Puta Pario (curioso nombre), donde habitó el mayordomo del emperador Luis de Quijada. Al lado hay un restaurante donde podrás probar las delicias de la zona como una buena tabla de ibéricos y quesos regada con un buen vino de la Ribera del Guadiana. A 20 metros tienes la Plaza de la Constitución con su preciosa fuente central y el ayuntamiento con su gran balconada, así como la iglesia de Sta. María de la Torre, construida en el siglo XIII con piedra viva y que fue una fortaleza templaria.

En la calle el Vínculo está la bodega de Luis Conejera que bien merece una visita. Destilan sus propios licores en el espectacular alambique con un resultado excelente. Cerca de allí, en la Plaza Nueva podrás visitar el pilón del Altozano, donde se encuentra el restaurante El Rincón del Altozano, cuya mayor particularidad, además de la exquisitez de sus platos, es su bodega subterránea del siglo XIII. La Plaza Nueva es muy bonita y en sus alrededores se situó el antiguo barrio judío.

La localidad de Jarandilla de la Vera no tiene mucha marcha pero si una buena cervecería llamada Gante, que cuenta con más de 25 marcas de cerveza, entre ellas una de cáñamo. Otra cerveza que no puedes dejar de probar (si te gusta la cerveza) es la cerveza del Emperador, fabricada por Heineken en Sevilla. Cuenta la leyenda que la receta de esta cerveza fue traida por el emperador Carlos V que llevaba consigo su propio maestro cervecero. Es de color bronce, de espuma ligeramente tostada y con aroma a caramelo… ¿gustas?

MÁS INFORMACIÓN

Foto vía:  Ismana

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Caceres, Pueblos con encanto, Viajar por España



Deja tu comentario