Conocer Toronto en 48 horas

Toronto, ciudad canadiense y una de las más multiculturales del mundo, linda con la costa del lago Ontario. Dicen de ella que es una réplica a “pequeña escala” de Nueva York. Y de hecho, lo cierto es que su skyline es, a grandes rasgos y con menos rascacielos, similar a la de Manhatttan. Hoy, nos vamos hasta allí desde Nueva York para contarte qué es lo que no podrías perderte de la ciudad si vienes 48 horas.

A sólo 15 minutos en Ferry desde la ciudad, podemos encontrar las llamadas Toronto Islands. Aunque tan solo pasemos por aquí un fin de semana, merece la pena visitarlas. Son el lugar ideal para pasar una tarde de sol y playa o para jugar en sus enormes parques si vamos con niños. También podemos seguir la costumbre local de comer allí haciendo una barbacoa, en los lugares que hay habilitados para ello.

Si te gusta pasear, además de acercarte a las Toronto Islands, puedes pasarte por alguno de los parques, como High Park. Además, el paseo marítimo de Hardbaurfront, es el lugar ideal para dar un paseo romántico al anochecer. Mientras vemos cómo los barcos entran y salen del puerto, podemos tomarnos un helado a la luz de la luna en uno de los locales cercanos.

Toronto no es una ciudad de mucho monumento. Así que, si eres de los que les van mas las compras, no puedes perderte el centro comercial por excelencia en Toronto, el Eaton Centre. Situado en el centro de la ciudad, dentro podemos encontrar todas las marcas que podamos soñar. Está conectado directamente con el metro, en la estación de Dundas, una de las zonas más transitadas y famosas de Toronto, donde se suelen celebrar festivales y verbenas relacionadas con la cultura o la gastronomía de diferentes países.

Para los más consumistas, una buena idea si no se quiere gastar demasiado, es ir a uno de los muchos ‘outlets’ que pueblan el extrarradio de la ciudad. Uno de los más grandes es el Vaughan Mills Outlet, que está un poco alejado de la ciudad, pero es muy completo. El paseo seguro que merece la pena, porque tanto en Canadá como en EE.UU. se consiguen verdaderas gangas con el cambio dólar/euro.

Sin duda, la instantánea más espectacular de Toronto, será una foto tomada desde la CN Tower. Este edificio, con 550 metros, es el más alto de la ciudad. Fue construido en un principio como gran antena de televisión y hoy es uno de los iconos de una ciudad, cuya skyline recuerda a las de las grandes ciudades de EEUU.

Hay determinados lugares que, por unas cosas o por otras, se convierten en iconos o monumentos de un país. Un ejemplo de ello son las cataratas del Niágara, famosas en todo el mundo. A unos les gustarán, a otros les decepcionarán, pero si vas hasta Toronto, éste uno de los lugares que no puedes dejar de ver. Y todo, en un par de días.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Canadá, Viajar por América



Comentarios (1)

  1. Laura dice:

    bueno el post, sólo hago la observación que Toronto no es la capital de Canada, aún cuando es considerada la ciudad más importante desde el punto de vista económico, sin embargo su capital es la ciudad de Ottawa…

Deja tu comentario