La isla Fraser, en Australia

La isla Fraser, Patrimonio de la Humanidad en Australia

La isla Fraser es la isla de arena más grande de todo el mundo. Tiene 122 kilómetros de largo y está ubicada sobre la costa oriental de Australia. Es fácilmente identificable no sólo por su tamaño, sino también por la belleza de su paisaje, compuesto por una profusa vegetación que forma selvas húmedas en el corazón del mar de arena.

Fraser cuenta con lagos interiores y dunas altísimas que conforman un encantador destino natural, no sólo para disfrutar de las playas, que sin dudas son excelentes, sino también para explorar el magnífico escenario que conforma.

Con una población de menos de 400 personas, algunas de ellas indígenas australianos, Fraser se extiende en unos 1840 kilómetros cuadrados que le ganaron el puesto de la isla de arena más grande del mundo. En el año 1992, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Para llegar a la isla, hay que partir en ferry desde la bahía Hervey o desde Inskip Point, aunque también puede accederse por vía aérea en vuelos charter desde el aeropuerto de Maroochydore, en la costa de Queensland, en el continente australiano.

Al momento de recorrer la isla, las opciones son los tradicionales tours en autobús y los cuatriciclos que permiten a los viajeros explorar por sí mismos el interior de la isla y sus playas.

Con nada menos que 100 lagos interiores, la isla Fraser cuenta con algunos de los espejos de aguas más limpios y aptos para el nado. El Lago McKenzie, por ejemplo, se encuentra cerca del pueblo de Eurong, y se encuentra en la cima de una duna. Tiene unos 5 metros de profundidad y por su altura, a 100 metros sobre el nivel del mar, permite el desarrollo de vida vegetal endémica de la zona.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , ,

Categorias: Australia, Especiales de Turismo, Patrimonio de la Humanidad, Viajar por Oceanía



Deja tu comentario