El Parque Nacional Etosha, en Namibia

Parque Nacional Etosha

Con más de 22 mil kilómetros cuadrados de superficie, el Parque Nacional Etosha, en Namibia, es una de las áreas naturales protegidas más extensa de todo el mundo. En su territorio reúne varios ecosistemas, lagunas secas y centenares de especies animales que habitan la región.

El nombre del parque significa “el gran lugar blanco”, y deriva de la depresión de Etosha, la más importante del lugar, situada al nordeste del terreno. Hace alusión al aspecto blanquecino que da a la zona el carbonato blanco que cubre su superficie.

El parque limita al sur con las montañas Ondundozonananandana, y es atravesado por varios ríos, entre los que destacan el Ekuma y el Oshigambo. Los principales anfitriones que habitan el lugar son los rinocerontes, los leones, las gacelas, las jirafas y las cebras.

Hace ya más de cien años que Friedrish von Lindequist, un gobernador alemán, declaró Reserva Natural a la extensión correspondiente al actual Parque Nacional. Deshabitada casi por completo, la región era hogar de una fauna más abundante que la actual.

Hoy en día, sin embargo, no es nada desdeñable el gran número de ejemplares de cada especie que merodean por el parque. Éste cuenta con dos entradas: al sur, la de Anderson, y al este, la de Lindequist, unidas por una carreteras.

A la vera del camino, los campamentos Okaukuejo, Halali y Namutoni son las opciones para pernoctar. Cerca de cada uno de ellos se encuentran espacios de avistaje de fauna, y un aeródromo.

El campamento de Okaukuejo es el más cercano a la entrada de Anderson, y el que goza de una mejor infraestructura turística. Está al sudoeste de la depresión de Etosha, y funciona desde 1957.

Su mirador cuenta con una tribuna cubierta para los días de sol inclemente y además ofrece opciones de categoría para el hospedaje: chalets de lujo y una torre de agua.

Foto Vía: Commons Wikimedia

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Especiales de Turismo, Namibia, Parques, Viajar por Africa, Viaje a la Naturaleza



Deja tu comentario