El Museo del Chocolate Nestlé, en México

museo-del-chocolate-nestle

Si estáis de visita en México y el chocolate es vuestro dulce favorito entonces os cuento que desde el año pasado funciona un Museo del Chocolate en la misma fábrica mexicana de Nestlé. La planta industrial y el moderno museo están en Toluca, en el Paseo Tollocan, en la capital del país.

Como veis en la foto el diseño es muy particular, muy moderno, y ha sido obra del estudio mexicano de arquitectos Rojkind. Al verlo, muchos opinan que se asemeja a un envoltorio de chocolate. ¿Vosotros pensáis lo mismo? En fin, que los arquitectos tomaron una parte de la fábrica y la rediseñaron para albergar el museo en un nueva espacio vanguardista que incluye varias salas.

Tenemos por una parte un área de recepción, por otra un teatro donde los visitantes escuchan y ven el proceso de elaboración de este chocolate de marca suiza y un túnel que después de esta clase teórica les permite a los visitantes recorrer parte de la planta y observar de cerca a los trabajadores mientras le dan forma a los distintos productos Nestlé. Finalmente hay un tienda donde, por supuesto, se pueden comprar souvenirs y todos los artículos de la firma y ahí termina el recorrido.

La idea de un «museo» de estas características es atraer a muchos niños y escuelas, la empresa espera cerca de 250.000 por año, para enseñarles la historia y la fabricación de un dulce que les gusta a todos ellos y tal vez también para asegurarse futuros clientes. En verdad el Museo del Chocolate (una fábrica mágica), tiene forma de contenedor y es bastante llamativo y moderno, nada que ver con lo que uno puede esperar de Nestlé, ¿no es verdad? Digo, yo esperaría una cabaña suiza, pero aquí se ha tratado de evocar el carácter industrial de la ubicación (al lado de la misma fábrica). Su construcción duró solo dos meses y para marzo de 2007 ya estaba terminado.

Vía: Urbanity

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Curiosidades, México, Viajar por América



Comentarios (1)

  1. Mauricio dice:

    lo que es la descripción del museo está bien. Pero no tiene nada que ver los comentarios sobre lo que se esperaba, eso de que «esperaba una cabaña suiza…» qué ilógico.

    UN MUSEO DE CHOCOLATE TIENE QUE INCLUIR SU «O R I G E N». Es NATIVO DE MEXICO. ¿Qué tiene que ver con su cabaña suiza?.
    Gracias por su comentario y descripción me ahorro el tiempo y definitivamente NO VOY.

Deja tu comentario