La Cueva de las Manos, en la Patagonia argentina

Cueva de las manos, Santa Cruz, Patagonia, Argentina

Nombrada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1999, la Cueva de las Manos es uno de los tesoros más sorprendentes que pueden visitarse en la Patagonia argentina. Se trata de una caverna milenaria, que exhibe huellas de manos pintadas hace más de 9 mil años. Adentrarse en ella es acceder a un pasado que hoy apenas nos resulta imaginable.

La provincia de Santa Cruz, al sur del país, es surcada por el río Pinturas. Su Cañadón, formado mayormente por rocas volcánicas, alberga las más fantásticas cuevas históricas. En estas cavernas, hombres arcaicos dejaron su marca. Las sorprendentes muestras de arte rupestre que exhiben sus muros incluyen figuras animales, geométricas y las huellas de sus manos, que dieron nombre a la más importante de ellas.

Debido a la soledad de la estepa santacruceña que le da hogar, las cuevas se conservan asombrosamente intactas. Adjudicadas a los indios Tehuelches y algunos grupos que los antecedieron, las pinturas que pueden observarse en su interior no han perdido su frescura. El asombro que despiertan en los visitantes es tan grande como antiguas son ellas.

Las antiguas artes que representan no sólo hablan de expresión estética, sino también de las costumbres de sus realizadores y de los modos de vida de toda una sociedad. Su importancia arqueológica radica en los conocimientos que se obtuvieron a partir de ellas, acerca de la civilización pretehuelche. Estos cazadores fueron los primeros en poblar la Patagonia.

Se atribuye a las pinturas una función ritual. Los animales representados fueron identificados como guanacos, que justamente constituían una fuente principal de materia prima. Los Tehuelches y sus antecesores utilizaban de sus presas la carne, la piel y los tendones.

Quienes decidan adentrarse en la historia y el arte presentes en estas magníficas cuevas, no vayan solos: el acceso sólo está permitido con la compañía de guías turísticas, con miras a evitar su deterioro.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Argentina, Patrimonio de la Humanidad, Viajar por América



Deja tu comentario