Mont Saint Michel, abadia divina

Continuamos con nuestros especiales de Turismo. Hoy, Miércoles, empezamos con la sección de Lugares con Historia, donde cada miércoles os traeremos un lugar del mundo que encierre una historia o una leyenda digna de contar. Y es que viajar y visitar un sitio es algo más que ver y tomar fotos de sus monumentos. Es conocer sus raíces, sus tradiciones, sus culturas y sobre su Historia y leyendas. Esperamos que las disfrutéis… y recordad, cada miércoles…

Mont Saint Michel

Lugares con Historia: Mont Saint Michel, abadía divina

Y Satán se transformó en un temible dragón que surgió de las embravecidas aguas, aterrorizando al lugar.

Y el Arcángel San Miguel acudió en la ayuda de los lugareños dispuesto a luchar y derrotar con su espada justiciera a semejante demonio.

Encontrados ambos en el monte Dol Bretón, justo en el islote más cercano al Monte Tombe, la encarnizada lucha comenzó. No era fácil la lucha; la desigualdad en número beneficiaba a las fuerzas del mal; las hordas del infierno luchaban enfebrecidas, pero la espada del Arcángel se manejaba rápida y segura, hasta que al fin, San Miguel, enfrentado directamente a Satán, en el monte Tombe, le cortó la cabeza al gran dragón.

El obispo de Avranches, Auberto, fue testigo en sueño de esa lucha mágica, y cuando ésta finalizó, tres veces recibió en las siguientes noches la visita del Arcángel en sueños. «Constrúyeme un oratorio allá donde derroté al maligno«, y fue así como Auberto comenzó a edificar la Abadía de san Miguel en el Monte Tombe en el año 709, que desde entonces se conoció como Mont Saint Michel.

Pero la Historia del Monte Saint Michel se remonta a mucho antes, cuando el lugar era centro de cultos druidas y estaba habitado por tribus celtas. Por aquel entonces se le conocía como Monte Tombe o Tumba de Blenus en honor al dios galo del Sol. Aquel lugar devoto para celtas y romanos posteriormente, también fue dedicado a la oración por los cristianos siglos después, y por eso se construyeron oratorios por todo el islote en honor a distintos mártires cristianos. Pero aquel lugar sólo estaba habitado por ermitaños, hasta que aquel sueño divino de Auberto lo convirtió en uno de los centros de peregrinación más conocido del norte de Francia, en Normandía.

Hoy, Mont Saint Michel es una visita casi imprescindible para el buen viajero, porque aquella magia druida, aquellos cultos romanos, aquella fe cristiana, aún se reflejan y sienten en cada una de sus piedras. Porque el corazón late hasta galopar a medida que subimos por sus calles en dirección a la cumbre donde se levanta majestuosa la Abadía, y porque ese mismo misticismo que parece envolvernos, nos hará ver, con imaginación, al Arcángel San Miguel levantándose justiciero por encima de la más alta de sus torres para defender su Abadía del mal humano.

Aquí os dejamos también información turística así como fotos de Mont Saint Michel.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Especiales de Turismo, Francia, Lugares con Historia, Viajar por Europa



Comentarios (4)

  1. amomimo dice:

    es muy bonito y la istoria es muy interesante

  2. María Isabel dice:

    Hola:
    Estoy leyendo sobre este lugar. Me encanta. Estoy muy contenta de que la historia tenga un origen verdadero. Ahora voy por la mitad y lo voy a leer con más curiosidad si cabe. Chao.

  3. sergio angel dice:

    una de las cosas mas bellas de este mundo, me encantaria poder ir alguna vez

  4. DonR dice:

    Yo lo visite en 2010 y es impresionante, pero lo mejor es quedarse a pasar una noche ya que el interior esta lleno de hoteles y restaurantes.

Deja tu comentario