Liverpool: entre la beatlemanía y el fútbol

Liverpool fue uno de los puertos más importantes de Europa y nada mejor que iniciar nuestro recorrido cerca del mar, en concreto en el muelle de Albert Dock.
Además, la zona portuaria de esta urbe ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Liverpool es la ciudad que dio a luz a los niños prodigio de la música pop: The Beatles y por 2 equipos de fútbol: los “diablos rojos” del Liverpool y el Everton.

Albert Dock

Sin salir de la zona de Albert Dock, no podemos dejar de visitar todos esos lugares donde sus cuatro hijos predilectos comenzaron su carrera musical, así que un lugar que nadie se puede perder es the Beatles Story. Aquí  se repasa la historia del grupo, la podrás escuchar en español con unos cascos que se alquilan en la entrada.

Veréis objetos originales del cuarteto como una guitarra de George Harrison, unas gafas de Lennon e incluso el piano con el que compuso «Imagine». Si quieres comprar algún recuerdo al final del recorrido una enorme tienda donde llevarte casi todo lo que puedas imaginar de los Beatles.

Este es el barrio al que dedicaron la canción Penny Lane, pero no intentéis llevaros un letrero con el nombre de la calle, os costará mucho: los han tenido que reforzar varias veces porque algunos fanáticos los arrancan, así que si os pillan con las manos en la masa…

Beatle Story

Algo curioso de esta ciudad es lo que sucede en la Iglesia de este barrio: Saint Barnabas, aquí además de rezar puedes tomarte un café. Precisamente en esta iglesia Paul Mc Cartney comenzó a cantar aunque, como anécdota, os diré que Paul hizo una prueba de ingreso para cantar en el coro de la Catedral Anglicana de Liverpool y no lo seleccionaron por su mala voz, curioso ¿verdad?

Pero si lo que quieres es saberlo todo, lo mejor es que contrates un paseo por los lugares más emblemáticos de la vida del grupo: las casas familiares, los institutos donde estudiaron. Este tour se llama Magical Mistery Tour, dura un par de horas y cuesta unos 20 euros. Te enseñan hasta el punto exacto donde Lennon y Mc Cartney se conocieron y como no: The Cavern donde actuaron más de 300 veces.

Royal Liver

Pero Liverpool no es sólo The Beatles, así que acércate a Pier Head (muy cerca de Albert Dock) y coge uno de los ferris que a diario navegan por el río Mersey. Precisamente aquí, en Pier Head disfrutarás del Royal Liver, el edificio-símbolo de Liverpool y que es digno de ver.

Además este año, hay un motivo más para visitar esta ciudad: ha sido declarada Capital Europea de la Cultura 2008: museos, bibliotecas, salas de espectáculos… todo esto hace que tenga prácticamente la misma oferta que la mismísima Londres.

Acércate al  St George´s Hall, el edificio más emblemático en el aspecto cultural. Este auditorio neoclásico ha sido acondicionado para protagonizar la mayoría de los actos que se realicen en Liverpool. Os aconsejamos que lo visitéis por dentro ya que esconde varios tesoros dignos de ver, como por ejemplo un órgano gigante del año 1855.

Y si sois aficionados al cine aquí se encuentra la sala de la corte, donde se grabaron varias escenas de la película “En el nombre del padre”.

casas de Port Sunlight

Si te sobra tiempo, a 10 kilómetros de Liverpool, visita un pueblecito que se llama Port Sunlight. Fundado en 1888 por el propietario de una fábrica de jabones que estaba convencido que sus trabajadores rendirían más si fueran felices, así que mandó construir 900 casas con jardín propio.

El pueblo es tranquilo y os gustará, pero no lo visitéis por si os regalan una casa porque eso forma parte de la historia del lugar.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Reino Unido, Viajar por Europa



Comentarios (1)

  1. angélica dice:

    que hermoso es viajar y conocer sitios nuevos, seria genial visitar liverpool, además me encanta la música de los beatles…que buen artículo gracias..

Deja tu comentario