Las bellezas del desierto de Atacama

Desierto de Atacama

Muchas veces uno puede pensar que el estar en un lugar muy caluroso y con arena cómo único paisaje puede ser más un castigo que un viaje de placer, pero no es así. En todo el planeta se pueden encontrar desiertos que encierran en sus médanos lugares recónditos o inclusive oasis, esos que tanto vemos en las películas.

Uno de ellos es sin dudas San Pedro de Atacama, más conocido como “El Desierto de Atacama”. Está ubicado a 1.670 km. al norte de Santiago de Chile.

Entre todas las bellezas que puede encerrar este desierto encontramos la zona de la puna y las quebradas del desierto de Atacama. La existencia de camping alrededor del área hace más llevable la visita, porque admitámoslo, un desierto se puede convertir en un lugar un poco caluroso, ¿no?

En lo que sería el centro de la ciudad se puede encontrar la iglesia, el Museo Arqueológico de Le Paige, la casa de la municipalidad y calles internas que llevan al centro comercial de San Pedro, pero no mucho más. Lo destacable está a unos kilómetros de allí donde el calor sofocante quiebra hasta al más duro.

Si quieres emprender un viaje por el desierto de Atacama no dudes nunca en hacer una de las paradas más lindas del viaje. Las termas de Puritama. Allí encontrarás 7 pozones de aguas termales que te permitirán hacer una parada reconfortante. Las aguas llegan a 36° aproximadamente.

Otro momento cumbre del viaje es la visita al Valle de la Luna y el de la Muerte. Son montañas arenosas, donde para llegar debes recorrer la cordillera de la sal e instalarte en la gran duna a observar un atardecer que solo ahí se puede observar.

En fin, se pueden encontrar una infinidad de lugares bellos en un desierto. Aquí te presentamos uno, el desierto de Atacama, una experiencia calurosa, pero gratificadora.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Chile, Viajar por América



Comentarios (1)

  1. maria isabel dice:

    como una buena chilena me siento orgullosa de ver a mi pais en este interesante articulo .gracias

Deja tu comentario