El tren del chocolate

tren del chocolate

En verano y otoño opera este tren suizo que parte de Montreux camino de Broc y su famosa fábrica de Chocolate Cailler-Nestle. El vieja comienza ascendiendo por las montañas regalando al espectador preciosas vistas de las cumbres, los bosques y por supuesto el Lago Ginebra.

Uno de sus especiales atractivos es el paso por el pueblo medieval de Gruyeres, cuna del queso del mismo nombre. Allí se puede visitar el magnífico castillo, orgullo de la localidad y uno de los mejor conservados de Europa. Fue gobernado por los duques de Gruyeres hasta el siglo XVI y en la actualidad alberga un museo. De camino a esta fortaleza se pueden visitar también las casas de madera alpinas construidas a la vera del camino.

Naturalmente no se puede dejar Gruyeres sin probar el producto gastronómico estrella de la comarca. Recorriendo las Fromargeries del pueblo se pueden degustar varios tipos de queso y en los restaurantes probar los platos típicos de la región, especialmente las famosas fondues. Además la fábrica de quesos ofrece visitas guiadas para conocer de primera mano la elaboración de estos.

Visto todo esto, el tren continua su viaje hasta el pueblo de Broc, donde se encuentra la fábrica de chocolate Cailler- Nestle, construida junto al lago de Gruyeres. La visita traza un recorrido por todas las fases de elaboración de este dulce derivado del cacao y, por supuesto, finaliza en el área de degustación.

El viaje en el Tren del Chocolate es ante todo, y como su nombre indica, para disfrutar del turismo gastronómico que Suiza ofrece. Pero se complementa con el esplendido paisaje que Los Alpes y las antiguas calles de Gruyeres ofrecen. Una vez finalizado el recorrido, habiendo disfrutado de tan apetitosos productos, el ferrocarril regresa a Montreux para dar por finalizado su trayecto.

Foto vía: myswitzerland

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Suiza, Viajar en tren, Viajar por Europa



Deja tu comentario