Racetrack Playa, piedras movedizas en California

racetrack-playa

Estados Unidos es sin dudas uno de los países mas grandes del mundo y de América. Extenso, ancho, va de costa a costa y tiene tanto montañas nevadas y bosques como desiertos, playas y cañones. Por ejemplo, en el estado de California y dentro del Parque Nacional Death Valley hay un sitio desértico donde tiene lugar un extraño fenómeno: piedras que se mueven y dejan tras de sí una huella.

¿Piedras que se mueven como caracoles? Pues sí, así es. Este lugar se llama Racetrack Playa y es un extenso lago seco cuya superficie tiene algunas piedras que parecen vaguear solas. Este lago está situado a 1130 metros de altitud y tiene 4.5 km de largo por 2 km de ancho. Es super plano y el lado norte es apenas 4 cm mas alto que el lado sur. Una sábana.

Este sitio está en el llamado Racetrack Valley, entre montañas, y cuando llueve mucho el agua baja de ellas e inunda todo convirtiendo la zona en un lago de poco tiempo de vida. Es que el sol del desierto evapora rápidamente el agua y deja una superficie plana de lodo suave que en la medida que se va secando va dejando un patrón de mosaico, de polígonos interconectados de entre 7 y 10 cm de diámetro.

Pero cuando el agua desaparece vemos el fenómeno de las «piedras navegantes». Estas piedras se mueven suavemente por toda la superficie y dejan tras de sí una huella, un rastro, como si hubieran sido arrastradas o en lugar de piedras fueran animales. Hay un sólo vídeo de estas piedras movedizas en Internet pues las piedras sólo se mueven cada dos o tres años. Extraño, ¿no es cierto?

Hay muchas teorías al respecto: una dice que el viento las mueve cuando sopla a mas de 90 km/h y hay agua suficiente como para que se deslicen y otra introduce el concepto de inercia. Como sea, parece que el viento siempre tiene que ver.

Foto vía VYQX Tourist Spots

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Estados Unidos



Deja tu comentario