La Isla de Abruka en Estonia

Abruka

La isla de Abruka, cerca de la costa suroeste del Báltico, en Estonia, es un lugar que rara vez veréis en alguna guía turística. Sin embargo, cada vez más, los rincones remotos del este de Europa están atrayendo a una gran cantidad de turistas.

De Estonia se conoce sobre todo su impresionante capital, Tallin. Sin embargo, el paisaje más septentrional de este estado báltico también es digno de conocerse. Hoy nos vamos a una isla es la esquina opuesta de Estonia.

Al suroeste de Estonia, donde el Báltico se encuentra con el Golfo de Finlandia, la isla de Saaremaaa ha vuelto a convertirse en uno de los destinos de verano para los estonios. Ahora, como Estonia cada vez más atrae a un gran número de turistas, los extranjeros también han comenzado a disfrutar del sol suave de Saaremaa, su famosa cerveza y sus pueblos con encanto, como Kuresaare.

Si tenéis pensado pasar vuestras vacaciones en Saaremaa, os queremos llevar de excursión hasta la isla de Abruka. No se suele mencionar en las guías de viaje, ya que apenas cuenta con una población de veinte personas. Pero, ¿no es esta una buena razón para visitarla?.

A la isla de Abruka se puede llegar en barco desde el puerto de Roomesaare, en Saaremaa, un viaje de hora y media de duración. En invierno, la isla está helada, pero en verano las cosas son muy distintas. La población de la isla se concentra en un rincón de la misma, por lo que todo lo demás es lugar para explorar y conocer. Pequeñas casas de colores, un cementerio local antiguo y mucha hierba, son los grandes atractivos de la isla.

Los parques infantiles son uno de los grandes atractivos de los estonios, por lo que no os extrañe de encontrar uno en Abruka. La isla es un espacio natural muy interesante para aquellos que estéis de visita en Tallin, buscando arquitectura y otros edificios históricos. Sin duda que será una parada relajante en vuestro viaje a este país aún un tanto desconocido.

Publicado en SobreTurismo.es

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Estonia, Viajar por Europa



Deja tu comentario