La ciudad sagrada de Anuradhapura

El Templo de Jethawana

El templo de Jethawana

Durante mil años, Anuradhapura fue la capital de un reino que tuvo sus orígenes en 380 a.C. Muchos de los principales y más antiguos monumentos de Sri Lanka, la república situada en el sureste asiático, se encuentran en esta ciudad, hoy destino privilegiado de los peregrinos budistas de la región.

Desde 1982, Anuradhapura es parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Por su importancia política, histórica, religiosa y arquitectónica, es una verdadera joya de visita altamente recomendable, en especial para los amantes de los monumentos religiosos y los espléndidos palacios de estilos exóticos.

El Monasterio Jethawana es uno de sus vistas más destacadas. Se cree que allí descansan los restos de Mahinda Thera, a quien se atribuye la llegada del budismo a Sri Lanka. Fue construido por el rey Mahasena en el siglo III de nuestra era, y con sus 120 metros de altura fue en algún momento uno de los edificios más altos del mundo.

El antiguo monasterio de Ritigala es un lugar de abundante naturaleza. Un sendero transcurre entre el verdor de árboles y arbustos, hogar de aves que con su canto alegran el paisaje. En este recinto pueden visitarse las ruinas de un antiguo hospital y los vestigios de un antiguo estanque, ambos desenterrados en 180 a.C. durante la construcción del monasterio budista, a 600 metros de altura en la ladera de una colina.

El Buda Aukana es otra vista sorprendente de Anuradhapura. Se trata de una estatua de 13 metros de alto, tallada en una sola pieza de granito, que data del siglo V. El excelente estado de conservación en que se encuentra y sus proporciones colosales se suman a la precisión de su escultor, que se evidencia en los días de lluvia: se dice que el agua que corre por el filo de la nariz de la estatua cae justo en el medio de sus dos pies, muestra de la simetría perfecta lograda por el artista.

Foto Vía: Travel Web Shots

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Patrimonio de la Humanidad, Sri Lanka, Viajar por Asia



Deja tu comentario