La Capilla Sixtina, 500 años de arte

Hoy se cumplen 500 años desde que Miguel Angel firmara el contrato que le uniera por siempre a las más épica obra de arte de la Historia: los frescos del techo de la Capilla Sixtina. Cuando el inmortal pintor italiano recibió la orden de dibujar sobre la bóveda de la Capilla una alegoría de los doce apóstoles, Miguel Angel Buonarrotti rápidamente contestó que aquélla era una idea muy pobre. Ambicioso y controvertido como ninguno, planteó un proyecto majestuoso al Papa Julio II, quien le había hecho el encargo.

Un proyecto que, por otro lado, pasó por no pocos problemas, y, sobre todo, desavenencias entre las dos partes implicadas, el pintor y el Papa, dos personas que vivían atormentadas por sus respectivos egos y sus propios demonios. Sin embargo, aquel proyecto que llevó a cabo totalmente sólo quedó plasmado sobre el techo de la Capilla Sixtina y pasó a la Historia como algo más que una obra de arte.

Muchos misterios y leyendas se han escrito sobre el significado de su obra, pero lo cierto es que, sencillamente, se trata de una muestra majestuosa de la capacidad creativa de un iluminado. 33 paneles que representan la Creación y la Caída, en la parte principal, y escenas del Antiguo y Nuevo Testamento en los paneles laterales y secundarios, y, por encima de todos, como símbolo mundial de la Capilla y del Arte con mayúsculas, el panel central titulado “la creación de Adán“.

Video de ArteHistoria

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Italia, Viajar por Europa



Deja tu comentario