Las cuevas de Postojna, una maravilla eslovena

La cueva de Postojna es la cueva cárstica más larga de Eslovenia, casi 20 kilómetros de galerías y aproximadamente 1 hora y media para visitar, lo que se puede visitar, que son unos 5 kilómetros. Por cierto, que los expertos dicen que en cuanto a mundo subterráneo, el esloveno es el más hermoso del planeta.

postojna

Postojna está a unos 60 kilómetros de la capital, Liubliana. Hay que decir que si el pueblo es conocido, es tan sólo por esta maravilla de la naturaleza, pero vaya maravilla. La cueva está abierta todo el año y la recorres con un guía que divide a los grupos por idiomas, así que si no sabes inglés, apúntate al grupo de los italianos porque se pilla casi todo.

Dentro de la cueva estás a unos 8 grados de temperatura y con eso quiero decir que mejor dejas los tirantes para cuando salgas, porque te vas a pelar de frío. Abrígate porque no te sobrará ni una pizca de ropa y… si no vas preparado, no pasa nada, porque en la entrada venden una especie de abrigos de paño de color caqui, son horribles, pero tienen pinta de quitar el frío.

De esa hora y media que dura la visita, parte la haces en un trenecito que te llevará hasta el corazón de la cueva, luego irás caminando y disfrutando por estos pasadizos de estalactitas y estalagmitas formadas hace millones de años. Por cierto que crecen muy lentamente y tienen que pasar muchísimos años para que aumenten tan sólo un milímetro. Los colores que tienen, son naturales y procede de todo el material que arrastran las aguas.

castillo-predjama

Una de las atracciones de las cuevas está en su fauna porque aquí podrás ver al Pez Humano (Proteus anguinus), que vive únicamente en las aguas cársticas y es ciego. La media de vida de este pececillo es de 100 años y se alimenta de minúsculos animales. Al pez humano lo podrás ver en una especia de piscina natural que hay en la cueva, pero no os penséis que los tienen ahí siempre. Los científicos los extraen del fondo de los ríos para investigar, pero los cambian cada dos meses para no alterar el ciclo de vital de este animal prehistórico. Son muy feos y dan mucha pena, no por feos, si no por verlos en esa piscina tan pequeña.

Muy cerca, está el Castillo Mediaval de Predjama (lo podrás ver desde la misma entrada de la cueva). Es una pasada, lo construyeron sobre un acantilado. Además, hay un pasadizo que atraviesa la colina de un lado a otro y por eso dicen muchos que se construyó allí con fines estratégicos.

Si te apetece visitar más cuevas, en esa misma zona puedes acercarte a Divaca, un pueblo que encontrarás de camino hacia la costa. Allí tienen una cueva que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1986.

Tanto si vas a Eslovenia, como si vas a Croacia, yo te recomiendo que visites Postojna, a mi me lo recomendaron y mereció la pena.

Foto Cueva Postojna: taxi-airport
Foto Castillo Predjama: supernet

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Eslovenia, Viajar por Europa



Comentarios (1)

  1. pacopomares dice:

    Estuvimos en Postojna (Eslovenia) en Marzo de 2012 y la verdad es que mereció la pena la visita a la cueva y al castillo.
    En ese mes no encontrarás mucho turismo pero así podrás verlas
    mas tranquilamente.

Deja tu comentario