Cerdeña, algo más que una isla

Cerdeña, una isla que a lo largo de su historia ha estado en manos de muchos pueblos diferentes, por eso el patrimonio artístico es de lo más variado y también por eso Cerdeña es mucho más que una isla y sus playas.

Sardegna en italiano, se encuentra al sudoeste de Italia dibujando una típica postal mediterránea de playas cristalinas.

el-mar-cristalino-de-cerdena.jpg

Para llegar lo mejor es volar hasta Alghero y alquilar un coche. Pero también puedes coger el avión hasta Cagliari o hasta la mismísima Costa Esmeralda. Yo te recomiendo la primera opción.

Comenzamos en Alghero, una ciudad de calles empedradas y con algunos restos típicos de las ciudades medievales. El casco antiguo es muy bonito y veréis palacios que antes eran de nobles y burgueses catalanes y es que aquí, también hablan catalán antiguo porque en el siglo XIII la conquistaron los catalano-aragoneses. Alghero es una ciudad amurallada junto al mar y es la capital turística de Cerdeña.

Cerca de Alghero visitad la Grotta di Neptuno (gruta de Neptuno). Podéis ir en barco desde el puerto o llegar en coche, pero si eliges lo segundo tendrás que subir 600 escalones.

En la costa norte encontraréis lugares bellísimos como los 8 kilómetro de Costa Paradiso con calas de las que no te querrás marchar.

Por el norte y de camino a Costa Esmeralda, nuestra próxima parada, acercaros a Tempio Pausania lugar que fue centro polítíco y religioso de la isla y donde las tradiciones siguen intactas 4 siglos después. También encontraréis restos neolíticos como las Tumbas de los Gigantes de Pascareddha.

Y nada, cuando llegues a Costa Esmeralda no sabrás para donde mirar porque además de sus playas y de su ambiente, está llena de personajes de la jet set de todo el mundo: futbolistas, aristócratas, actores… ellos tienen una villa privada, pero de la belleza del lugar todos disfrutamos aunque cambiemos la villa por un camping.

Esta zona está llena de pueblecitos encantadores y pueblecitos muy chic como Porto Cervo y Porto Rotondo.

El primero conserva algo de su espíritu de antaño y su corazón late en Porto Vecchio y las calles cercanas, por cierto un paraíso para las compras más exclusivas. Y cuando visitéis Porto Rotondo acercaros a la playa Punta Nughare. Este rincón es paradisíaco: azul por todos los lados desde el cielo hasta el fondo del mar.

ciudad-antigua-de-calighari.jpg

Y no penséis que el sur de la isla tiene algo que envidiar al norte, porque en Calighari y alrededores, sus calas y playas de arena fina no te dejarán indiferente. Calighari es la capital de esta zona y es una verdadera joya arqueológica ya que se encuentra una de las necrópolis fenicias más importantes del Mediterráneo. Imagina más de 1000 tumbas excavadas de los siglos VI y III antes de Cristo.

Pasear por el casco antiguo de Calighari te regalará muchas sensaciones y haz una parada en el Café Suizo, el local donde en 1905 se hizo la primera proyección cinematográfica de la ciudad.

La artesanía se deja ver por toda la isla: cerámicas, tallas de madera, cestería y tejidos elaborados en grandes telares. Si prefieres algo gastronómico te recomiendo el queso aunque te costará decidirte por uno ya que la variedad es muy grande. Además el vino y un buen plato de pasta.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Italia, Viajar por Europa



Deja tu comentario