El Lago de la Luna Creciente de Gobi

Oasis en Gobi

Situado a tan sólo 6 kilómetros de la ciudad de Dunhuang, en el desierto de Gobi, encontramos uno de esos lugares que dejan maravillados no sólo por su belleza, también por su extraña ubicación; y es que el lago de la media luna, o el lago de la luna creciente, es un oasis de una hermosura arrebatadora en mitad de las más altas dunas del desierto.

Un lago de casi 100 metros de largo, 25 de ancho y 5 m de profundidad, idílico paisaje que ha conseguido aguantar a lo largo de los siglos en este desierto. Hay que tener en cuenta que en este lugar la vaporización es cien veces mayor que las precipitaciones. Es por este motivo un lago aparentemente mágico, pues ha conseguido no ser sepultado por las ingentes cantidades de arena que lo rodean.

Existen muchas hipótesis acerca de su supervivencia. Mientras unos quieren conferirle un significado que roza lo sagrado y místico, investigadores aseguran que es la propia disposición de las dunas, así como el viento, los que evitan que la arena arrastrada caiga en el lago. Esta arena sería llevada de vuelta al otro lado de las montañas Echoing. Sea como sea, observar este oasis en mitad del desierto es una auténtica gozada. Un rincón del mundo al que se acercan miles de turistas al año para disfrutar del paisaje.

Lago en Gobi

Es posible acceder al mismo cruzando las grandes dunas con una especie de bicicletas. Un trayecto que durará aproximadamente 20 minutos. Además, también podemos optar por llegar en un cómodo taxi, el cual no costará menos de 15 CNY por trayecto.

Un buen consejo, es mejor ir pasadas las 18:00, de lo contrario podríamos encontrarnos con temperaturas realmente altas, y teniendo en cuenta que hay que subir dunas de gran tamaño puede resultar agotador.

Otros lagos increíbles:

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: China, Lugares increibles



Comentarios (1)

  1. pensamientos dice:

    Que hermoso lugar me gustaria conocerlo tiene un hermoso oasis .

Deja tu comentario