Oaxaca, Patrimonio de la Humanidad

El Zócalo, plaza principal de Oaxaca, México, bailes típicos
Bailes típicos en El Zócalo, la plaza principal de Oaxaca

Hoy, en este jueves, nuestra lista de Patrimonios mundiales nos lleva hasta México, a un destino de un encanto inigualable por su riqueza cultural y su pasado histórico. Hablamos de Oaxaca.

Patrimonios de la Humanidad: Oaxaca

La ciudad de Oaxaca fue distinguida por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Este maravilloso destino histórico es verdaderamente imperdible: encantador, único, altamente recomendable para todos aquellos que se decidan por disfrutar de unas inolvidables vacaciones en México.

En 1986, la ciudad de Oaxaca fue nombrada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Ubicada a 5 horas de la ciudad de México, su arquitectura colonial y sus vestigios cultura indígena se combinan para hacer de ella un asombroso regreso a la historia.

Una de las principales atracciones turísticas de Oaxaca es Monte Albán. Fundada por los Zapotecas a mediados del siglo III a.C., se eleva majestuosa sobre una elevación natural del terreno.

Los hallazgos arqueológicos indicaron recientemente que esta antigua ciudad indígena fue utilizada como centro religioso y político, ¡pero también como una escuela de medicina! Su nombre actual le fue dado por los españoles, que la asimilaron, por su ubicación, a la fortaleza de Montalbán, en las cercanías de Toledo.

En 1998 se inauguró el Centro Cultural Santo Domingo, en el convento que data del siglo XVI. Su estilo barroco, restaurado parcialmente para reparar las huellas que deja la historia, es aún motivo de orgullo de los lugareños y asombro para los turistas.

En su interior, funcionan un museo de historia, la hemeroteca y un jardín etnobotánico, con las especies nativas más hermosas y exóticas. Los viernes, el patio central del convento suele ser el escenario de diversas exposiciones y representaciones artísticas. ¡A no perdérselo!

Para descansar después de tanto recorrido, El Zócalo es la respuesta. Se trata de la plaza principal de Oaxaca, constantemente animada por la música local. Los instrumentos regionales, con sus sonidos alegres e inspiradores, llenan el aire y se mezclan con los exquisitos aromas de la cocina típica.

Disfrutar de una infusión o una refrescante cerveza bajo sus árboles es el cierre ideal para despedirse de la ciudad. No podemos volver sin llevar un recuerdo de esta visita, ¿no? Globos, dulces, y artesanías, todo puede conseguirse en El Zócalo.

Foto Vía: townandcountrytravelmag.com

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Especiales de Turismo, México, Patrimonio de la Humanidad, Viajar por América



Comentarios (1)

  1. anastacio dice:

    mi estado oaxaca

Deja tu comentario