Visitar el Castillo de Edimburgo

visita guiada al Castillo de Edimburgo

Edimburgo es una ciudad maravillosa para pasar unos días. Un lugar con historia pues los primeros conocimientos que se tienen sobre asentamientos en esta zona datan de la época romana, llegando incluso a encontrar objetos de finales del siglo I.

Edimburgo cuenta con monumentos de la talla del Palacio de Holyrood, conocido por ser la residencia oficial de la Reina de Inglaterra en Escocia y por poseer una de las decoraciones barrocas más bonitas del país.

También es destacable Calton Hill, una colina situada en la Ciudad Nueva de Edimburgo, con unas vistas privilegiadas y una serie de monumentos que le han dado el sobrenombre de “La Atenas del norte”, como el Monumento a Nelson, erigido por la victoria del Vicealmirante Nelson tras su victoria en la Batalla de Trafalgar o el Monumento Nacional, homenaje a los caídos en las Guerras Napoleónicas.

No obstante, si buscamos el símbolo absoluto de la ciudad ese es, sin duda, el castillo de Edimburgo. Una antigua fortaleza construida sobre una roca de origen volcánico en el centro de la ciudad. Un edificio usado como fortaleza militar desde el siglo XII y que actualmente está destinado a un uso civil.

Tres de los lados del castillo están protegidos por grandes acantilados. De ahí su origen militar y estratégico. El acceso al castillo queda limitado a una calle con una pendiente realmente pronunciada, en el lado oriental de la fortaleza.

Para saber más de la ciudad: guía de turismo de Edimburgo.

Qué ver en el castillo de Edimburgo

La visita al castillo nos costará unas horas, ya que en él hay mucho para ver. Podemos, por ejemplo, visitar el cañón de la una en punto. Este nombre ya nos adelanta uno de los acontecimientos más esperados en la fortaleza, y es que todos los días (excepto domingos) el General de Artillería dispara un moderno cañón.

patio interior del Castillo de Edimburgo
Cañón de artillería en la plaza interior del Castillo de Edimburgo

Hoy por hoy se trata de una tradición que intenta divertir a los turistas. No obstante, en su origen servía para indicar la hora a los marineros y a los ciudadanos de Edimburgo.

Eso sí, si hablamos de cañones es necesario nombrar Mons Meg. Se trata de un enorme cañón de asedio del siglo XV que nos ayudará a hacernos una idea de la potencia de fuego que tenía esta fortaleza.

Otra visita es la de la Capilla de Santa Margarita. Se levantó en memoria de la madre de David I. Una capilla preciosa que es el edificio más antiguo de toda la ciudad.

En el castillo de Edimburgo también podemos ver las joyas de la Corona. Conocidas como Honours of Scotland, se componen de la Espada del Estado y el Cetro. Dicen de este conjunto que es nada más y nada menos que uno de los más antiguos de la cristiandad.

Este lugar también custodia uno de los símbolos de Escocia, la conocida como “Piedra del Destino”. Esta era la piedra sobre la que se coronaban a todos los reyes escoceses. Hay que destacar que durante 700 años permaneció en Londres, después de que Eduardo I de Inglaterra la robara. No obstante, en 1996 fue devuelta nuevamente a su tierra original.

El castillo también nos ofrece una visita a la parte destinada a los prisioneros de guerra. Además, también es posible visitar las habitaciones del Palacio Real, un pequeño cementerio o el Museo Nacional de Guerra.

Datos de interés del Castillo de Edimburgo

Para llegar podemos hacerlo sin problemas a pie desde High Street. No tiene pérdida, teniendo en cuenta que el castillo es visible desde prácticamente toda la ciudad.

Horario

Desde el 1 de abril hasta el 30 de septiembre: de 9:30 a 18:00 horas. (Última entrada a las 17:00 horas)
Desde el 1 de octubre hasta el 31 de marzo: de 9:30 a 17:00 horas. (Última entrada a las 16:00 horas)

Precio

Adultos: £19,50.
Niños de 5 a 15 años: £11,50.
Mayores de 60 años y desempleados: £16,00.

Entradas sin cola

Si obtienes las entradas con antelación podrás evitar las largas colas que se forman en las taquillas y para entrar en el castillo

Puedes comprarlas aquí: entradas para el Castillo de Edimburgo.

Visita guiada por el castillo de Edimburgo

Una de las mejores formas de ver el castillo de Edimburgo es con una visita guiada. ¿Por qué? En primer lugar, porque generalmente hay largas colas para visitar el castillo e ir por tu cuenta puede suponerte un tiempo extra de tus vacaciones que igual prefieres no perder. Con la visita guiada evitarás esas largas colas.

Por otro, porque contarás con un guía profesional que te contará toda la Historia del castillo y muchas curiosidades que no te vienen en los libros.

El tour es en español e incluye en el precio la entrada al castillo de Edimburgo.

Más información y reserva aquí: visita guiada al Castillo de Edimburgo.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Entradas y tickets, Escocia, Visitas guiadas



Deja tu comentario