Santa Catarina, la isla mágica

Santa Catarina

La isla de Santa Catarina es la principal atracción del Estado del mismo nombre, en el sur de Brasil, a causa de la exuberante vegetación y variedad de paisajes que ofrece al visitante: playas, morros, lagunas y ríos de singular belleza.

Suele ser llamada la Isla de la Magia, sea por los atractivos naturales que hacen de ella un verdadero paraíso, o quizás, como aseguran muchos, por haber sido refugio de alquimistas durante el período colonial, tanto español como portugués.

Su forma es alargada y angosta, calculándose en promedio unos 54 Km. de largo y 18 Km. de ancho; se extiende paralela al continente, del cual la separa un estrecho canal. Montañas, llanuras y dunas completan la diversidad del paisaje, junto con dos grandes lagunas: la Lagoa da Conceição, de agua salada, y la Lagoa do Peri de agua dulce.

La isla de Santa Catarina alberga la mayor parte de la ciudad de Florianópolis, que está unida al continente a través de un puente. Otra parte de la ciudad se sitúa en territorio continental.

Florianópolis es la capital del Estado de Santa Catarina, y es considerada la segunda capital brasileña, después de Brasilia; su nombre actual representa un homenaje al ex presidente Floriano Peixoto, pero desde su fundación cambió de nombre varias veces. En efecto, primero los españoles la denominaron Santa Catalina, lo mismo que la isla donde está gran parte de la ciudad; más tarde los portugueses tradujeron su nombre y la llamaron Santa Catharina o Santa Catarina, que luego cambiaron por Nossa Senhora do Desterró, es decir Nuestra Señora del Destierro; durante el siglo XIX y principios del XX los brasileños la llamaron Desterró, y desde fines del siglo XX es corriente que en forma coloquial la llamen Floripa.

Es una ciudad típicamente turística; todos los años recibe decenas de miles de visitantes de Brasil y países cercanos, especialmente de Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile. Goza de un clima excelente, con cuatro estaciones bien marcadas, y temperaturas en general templadas.

Uno de los grandes atractivos de la ciudad son sus hermosas playas; hasta hace poco era corriente decir que Florianópolis tenía 42 playas, pero cuando se realizó un estudio completo se llegó a catalogar ¡más de cien playas! todas reconocidas por la población local, si bien algunas de ellas son aún poco conocidas por los turistas.

Santa Catarina es un lugar privilegiado por la naturaleza, y ofrece variantes para todos los gustos. Hay playas tranquilas de aguas transparentes y cálidas para quien busca reposo y placidez; aguas cristalinas y buen oleaje para los aficionados al surf y los deportes náuticos; playas recónditas y solitarias para los amantes de la aventura.

El viajero curioso que gusta de presenciar testimonios históricos hallará bien conservados los fuertes y fortificaciones de tiempos heroicos.

Foto: Wikipedia

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Brasil, Viajar por América



Deja tu comentario