Como ir de Moscú a San Petersburgo

Avion

Al viajar a Rusia los turistas suelen aprovechar para ver varios destinos importantes del país. Dos excelentes opciones son Moscú y San Petersburgo, aunque lo cierto es que no están demasiado cerca, a unos 650 kilómetros. No obstante, existen varias formas de llegar sin ningún problema (siempre que contemos con tiempo suficiente).

AVIÓN

Si contamos con poco tiempo lo ideal es realizar este recorrido usando el avión. Gracias a la gran cantidad de aeropuertos no nos será muy difícil encontrar un vuelo doméstico.

Moscú cuenta con 4 aeropuertos, Vunkovo, Bykovo, Domedovo y Sheremetyevo. Todos están situados fuera de la ciudad, y se llega al centro de Moscú en una media de 30 minutos a 2 horas.

En el caso de San Petersburgo encontramos dos aeropuertos. Ambos están situados fuera de la ciudad, a unos 17 kilómetros del corazón de la misma y tan sólo a 3 km el uno del otro. Aquí será más sencillo encontrar vuelos domésticos en Púlkovo 1, pues Púlkovo 2 se ocupa más de los vuelos internacionales.

TREN

Quizá no sea el medio de transporte más rápido, pero lo cierto es que es uno de los que más encanto pueden aportar a nuestro traslado. Viajar en tren desde Moscú a San Petersburgo (o viceversa) será fácil; y es que existe un gran número de trenes que podrán hacer este recorrido todos los días a todas horas.

Los trenes nocturnos, por norma general, tardarán más. Por lo que si tomamos uno de estos deberemos pasar la noche en él. Sin embargo, los trenes diurnos tardan tan sólo 5 horas y media, ofreciendo además unas vistas preciosas del interior del país.

En cuanto a las estaciones de tren, ambas están situadas en lugares privilegiados (el centro de las ciudades). La de Moscú se llama Leningradsky Vokzal, mientras que la de San Petersburgo se llama Moskovsky Vokzal.

Por otro lado, el precio variará dependiendo del tipo de tren que escojamos. No obstante, podemos decir que el total ronda desde los 80 hasta los 200 euros.

BARCO

Si viajamos desde mayo hasta septiembre estamos de suerte, pues durante esas fechas podremos recorrer esta distancia realizando un precioso crucero por el Volga, río que une a estas dos capitales imperiales de Rusia.

Durante 700 kilómetros (algo que en el crucero se traduce en unos 8 días) podremos observar numerosos pueblos medievales a orilla del mayor río de Europa. Iglesias, fortalezas y mucho verde. Un paisaje encantador que sin duda alguna supera con creces al del resto de transportes.

Este tipo de viaje no es posible realizarlo en otra época del año, ya que las altas temperaturas y el hielo lo impiden constantemente.

COCHE

Quizá sea la opción más arriesgada, pero también es a su vez la que más autonomía nos permite; y es que al alquilar un coche y ponernos en ruta podremos realizar las paradas que queramos y visitar todo aquello que nos interese.

El tramo total que deberemos recorrer es de unos 650 kilómetros y no penséis que las carreteras son como en España. Eso sí, imprescindible será hacernos con un mapa o un buen gps no ya por las indicaciones en ruso, sino porque no están demasiado bien señalizadas las direcciones, y porque si nos pasamos, no hay cambios de direcciones en bastante distancia.

En cuestiones de mapa, si queremos ir ya con el trabajo estudiado es recomendable comprarlo en nuestra ciudad natal. Para ello habrá que buscar tiendas especializadas en mapas.

Sea como sea y escojamos el medio que escojamos, tenemos que saber que visitar estas dos ciudades en un solo viaje es un acierto se mire por donde se mire.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: , , ,

Categorias: Rusia



Deja tu comentario