Salamanca, ciudad cultural

Salamanca

Si existe una ciudad en España capaz de enamorar al turista en tan sólo un minuto es, sin duda alguna, Salamanca.  Este lugar cuenta con una enorme oferta cultural que hará las delicias de cualquier turista. Y es que Salamanca alberga enormes atractivos que consiguieron en su día, allá por 1988, que la UNESCO la declarara Patrimonio de la Humanidad.

Hablar de Salamanca es hablar de su Universidad, la más antigua de toda España y la primera en toda Europa que recibió el título de Universidad. Un lugar que ha formado a profesionales desde aproximadamente 1218 y cuyos muros y fachada demuestran una maestría arquitectónica difícil de igualar.

Esta monumental Universidad ha visto episodios importantes y cruciales para la historia de España, como por ejemplo la discusión sobre la viabilidad del proyecto de Cristóbal Colón. A día de hoy es admirada por miles de turistas, casi siempre interesados en su fachada principal donde podemos encontrar un gran número de ornamentos, escudos y medallones realizados con piedra de Villamayor, cantera próxima a la ciudad.  Aunque quizá, la mayor protagonista de estas miradas sea la famosa rana que se esconde entre la decoración de la misma. Una leyenda asegura que el estudiante que no consiga verla no podrá aprobar.

Otra de las visitas obligadas es la Plaza Mayor de Salamanca. Una de las más bonitas de todo el territorio español. Este elemento se construye por orden de Felipe V, allá por el siglo XVIII, para premiar de alguna forma el apoyo recibido por el pueblo durante la Guerra de Sucesión.

Hoy  esta plaza recoge el día a día de la ciudad. Un lugar lleno de costumbrismo en el que los turistas se ven rodeados de un gran arsenal de establecimientos hosteleros, todo sea dicho a un precio increíble.  Cabe destacar que antiguamente este espacio, cuyas dimensiones sorprenderán al visitante, estaba ocupado por jardines e incluso un quiosco de música central. En la actualidad, estos elementos ya no aparecen,  ya que aproximadamente en el siglo XX se retiraron para dar mayor amplitud a una zona que sirve como centro de reunión de jóvenes y turistas.

En otro orden, es imprescindible hacer una visita a la hermosa Catedral, donde encontraremos el Viejo Edificio o Catedral Vieja. Un precioso edificio románico, con transiciones al gótico, que crea una atmosfera de cuento en mitad del casco antiguo de la ciudad. Este edificio está literalmente abrazado por  la Catedral Nueva, cuyo gótico tardío y barroco dejan muestras asombrosas de una arquitectura magistral.  De este nuevo edificio cabe destacar la gran ornamentación de sus puertas, siempre llenas de turistas intentando encontrar otro de los elementos famosos en la ciudad, el astronauta. 

Sin olvidarnos de lugares tan destacados como la Casa de las Conchas, Casa Lis o el Convento de San Esteban (la lista de lugares es realmente abrumadora), cabe destacar que Salamanca cuenta con un atractivo mucho más lúdico. Y es que como bien es sabido, esta ciudad es una ciudad de universitarios, llena de fiesta y ocio y acompañada de precios bastante asequibles.

Todo aquel que tenga la oportunidad de ir a Salamanca debe pasear por lo menos un día por la famosa calle Van Dyck. Este es el lugar por excelencia de las tapas de Salamanca. Una zona llena de bares que ofertan bebida y comida a un precio muy generoso. Es bastante habitual encontrar numerosas despedidas de soltero y grandes grupos de jóvenes turistas.

Existen páginas en internet  que publican ofertas muy pero que muy suculentas a destinos como Salamanca.  Paginas como por ejemplo Groupon España, en la que semanalmente vamos a encontrarnos con destinos diversos por toda la geografía española como por ejemplo esta super oferta.  Es interesante hacer un recorrido por estas páginas a la hora de viajar a lugares como éste, ya que por norma general los hoteles que se muestran suelen ser  de gran calidad y con precios mucho más bajos de los habituales.

Foto vía Wikipedia de: Alejandro Flores

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Salamanca



Deja tu comentario