Choirokoitia, asentamiento neolítico en Chipre

Choirokoitia

En la isla de Chipre se encuentra un asentamiento neolítico digno de ser visitado. Se trata de Choirokoitia, también llamado Khirokitia, Khoirokoitía y Chirokitia, un sitio ocupado desde el séptimo hasta el cuarto milenio antes de Cristo.

Es considerado uno de los yacimientos prehistóricos más importantes del Mediterráneo Oriental gracias a las numerosas pistas allí encontradas que permiten reconstruir un período clave de la evolución social humana.

Actualmente, solo en parte excavado e investigado, este sitio constituye una reserva arqueológica invaluable y es una fuente de infinitos conocimientos esperando ser descubierta. Por ello, en 1998 Choirokoitia fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

En este sitio se guardan vestigios del período Neolítico Acerámico, es decir, de aquel que no conocía alfarería ni cerámica en ninguna de las formas en las que se desarrollaron con posterioridad.

En 1934, el doctor Porphyrios Dikaidos, en ese entonces director del Departamento de Antigüedades de Chipre, descubrió este sitio con la asistencia de Joan Du Plat Taylor. Ellos mismos se encargaron de realizar excavaciones, completando seis a lo largo del período entre el hallazgo de Choirokoitia y el año 1946.

Las excavaciones se reanudaron recién en la década del setenta, pero la invasión turca en Chipre las interrumpió nuevamente. Posteriormente, en 1977, un grupo de investigadores franceses encabezado por Alain Le Brun continuaron con los trabajos en el sitio.

Choirokoitia es un lugar ubicado sobre la ladera de una verde colina, en el valle del río Maroni, situado a unos pocos kilómetros de la costa sur de Chipre. Por tanto, es también un sitio bellísimo para conocer, además de una posibilidad de descubrir un período de la historia humana que resulta lejano y apenas imaginable hoy en día.

Esta aldea totalmente cerrada y protegida del exterior era hogar de habitantes neolíticos que se dedicaban a la agricultura y a la ganadería para lograr la subsistencia. Se cree que el sitio era accesible a través de puertas en la pared, ya que estaba rodeado de un muro de piedras que alcanza en su punto más alto los tres metros de altura.

Foto vía: Larnaca

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Chipre, Especiales de Turismo, Patrimonio de la Humanidad



Deja tu comentario