El Djem, un anfiteatro romano en Africa

anfiteatro de el djem

Patrimonios de la Humanidad: El Djem en Túnez

Al ver esta imagen podemos pensar que estamos en Italia ante los restos de un colosal anfiteatro romano, pero no es así, esta monumento espectacular con cabida para más de 35.000 espectadores se encuentra en medio de un desierto, en Túnez, en la que fue la Provincia de Africa.

El anfiteatro de El Djem está en medio de ninguna parte y al verlo tenemos la impresión de que hubiera caido del cielo en un lugar equivocado. Sin embargo en su época, esa zona poseía una extensión enorme de olivos que la convertian en un lugar muy próspero por el comercio del aceite. De hecho, la Provincia de Africa fue considerada como el granero de Roma.

Situado a 200 km de la capital del país, está considerado el cuarto mayor anfiteatro romano del mundo, después del  Coliseo de Roma, el de Capua y el de Pozzuoli, éstos tres situados en Italia.

Sus 148 metros de largo y 122 metros de alto albergaron luchas de gladiadores y de animales siendo sus piedras testigos mudos de triunfos y sin duda de muchas muertes.

Su estado de conservación es excelente a pesar de que parte de su fachada fue demolida para construir la ciudad de El Djem. Afortunadamente este símbolo del poder romano consiguió sobrevivir para darnos la opción de comtemplarlo en casi todo su esplendor.

En 1979 la UNESCO declaró este lugar como Patrimonio de la Humanidad y nada ni nadie puede discutirlo, ya que se trata de un rincón tan especial que debe ser protegido con especial cuidado.

En la zona de acceso al anfiteatro es muy recomendable y entretenido visitar las tiendas de cachivaches (tipo almoneda) en las que se pueden encontrar todo tipo de objetos que servirán de recuerdo pero sin ser los clásicos. Eso si, no olvidar el regateo. Es la esencia.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas:

Categorias: Especiales de Turismo, Patrimonio de la Humanidad, Túnez, Viajar por Africa



Deja tu comentario