Trujillo, la ciudad de los conquistadores

Vista de Trujillo

Este martes, el camino nos lleva hasta la provincia de Cáceres, donde se encuentra una ciudad histórica, cuna de conquistadores, y de un intenso sabor medieval.

Lugares de España con encanto: Trujillo

Cuenta la tradición, y no son leyendas, que el oro americano que fue aportado por las grandes familias nobles de Trujillo para la aventura americana, es el que consiguió levantar los palacios y mansiones que pueblan esta villa cacereña. Trujillo está considerado uno de los conjuntos monumentales más importantes de España, uno de los pueblos con encanto más visitados del país, que hacen de su historia, transitada por los árabes y los romanos, uno de los bastiones de su riqueza.

Bajo dominio árabe, Trujillo ofrecía un impresionante castillo y una poderosa línea de murallas, que no pudieron impedir la reconquista cristiana en 1232 por Fernando III. Desde entonces, grandes nombres vinculados con la conquista de América, vivieron entre sus callejuelas. Orellana, Pizarro, Francisco de las Casas, son sólo unos cuantos nombres. La riqueza americana le reportó un catálogo inmenso de obras arquitectónicas.

La visita comienza en la Plaza Mayor, un espléndido espacio recentista, rodeada por edificios monumentales. En el centro de la misma se halla la estaua ecuestre de Pizarro, de 1929. En uno de sus ángulos destaca la Iglesia de San Martín, rematada por dos torres. En su interior, visitar sus esculturas y el enorme órgano. A la derecha del templo se levanta el palacio de los Duques de San Carlos, con sus chimeneas mudéjares que os llamarán mucho la atención.

También destaca en la Plaza el palacio del Marqués de Piedras Albas y el del Marqués de la Conquista, construido como residencia de Hernando Pizarro en el siglo XVI. Os impresionará sobre todo el bellísimo balcón de la esquina, con los bustos de la familia Pizarro y su escudo. A su lado, el Ayuntamiento Viejo y el palacio de los Chaves Cárdenas. Os podéis sentar en el mesón de la Casa de la Cadena para contemplar toda la maravilla que os presenta esta plaza, tan llena de belleza e historia.

Plaza Mayor de Trujillo

Plaza Mayor

Dentro de la muralla se halla la parte de la ciudad conocida como la Villa. Llegamos a ella, a través de la Plaza Mayor, por la Puerta de Santiago. Atravesando la puerta damos con el palacio de Luis Chaves el Viejo, residencia que fue de los Reyes Católicos. A su lado, la Iglesia de Santiago, del siglo XIII. La subida por las callejuelas de la Villa tiene su recompensa con la llegada al poderoso Castillo.

Emplazado en un cerro desde el que contemplar unas maravillosas vistas, fue construido por los árabes a finales del siglo IX. Está rematado por grandes torres cuadradas, albergando en su interior la preciosa y recoleta ermita de la Virgen de la Victoria. Bajando por el Castillo llegamos a la Plaza de Santa María, antiguo centro de la villa intramuros. En ella se halla la casa natal de Pizarro, que hoy acoge el museo que lleva su nombre. También en la misma plaza se encuentran el Convento de las Jerónimas y el Palacio de Lorenzana.

El monumento más significativo en esta plaza es la Iglesia de Santa María la Mayor, construida sobre una antigua mezquita, del siglo XV. Alrededor de la plaza se halla el Convento de San Francisco el Real, conocido en Trujillo por el de la Coria, por su cercanía a la Puerta de la Coria. Desde la Plaza de Santa María llegamos a la calle de las Palomas, donde hallamos la casa de Francisco de Orellana, descubridor del Amazonas. Al final de la calle se observa la Puerta de San Andrés y la alberca árabe, antiguas termas romanas.

Fiestas

Os recomendamos visitar Trujillo en las fiestas del Chíviri o Pascua trujillana, que se celebran en la Plaza Mayor el domingo de resurrección. Además, a finales de agosto, se celebra, tras el mercado medieval, el Jueves Comarcal, que enmarcan las fiestas patronales de la Virgen de la Victoria. El Día de Extremadura, el 8 de septiembre, así como las ferias de ganado en marzo, junio, septiembre y noviembre, son otro de los platos fuertes de las fiestas en Trujillo.

Gastronomía

No podéis iros de Trujillo sin probar la sopa de tomate con higos o el guiso de criadillas de tierra, una variedad de trufa. Asimismo, el frite de cordero, la moraga o carne de cerdo a la brasa, así como la prueba del cerdo, las migas con chocolate, y tapear en los mesones, probando los inmejorables quesos de la zona.

Cómo llegar

Para llegar directamente hasta Trujillo lo debemos hacer en coche. En tren, las estaciones más cercanas son las de Mérida, Badajoz o Cáceres.

Print Friendly, PDF & Email



Etiquetas: ,

Categorias: Caceres, Lugares de España con encanto, Viajar por España



Comentarios (1)

  1. Diana dice:

    Mas que de conquistadores ….saqueadores….

Deja tu comentario