Ceremonias y casas de te en Japon

Ceremonia del te

La ceremonia del te es un ritual de la cultura japonesa donde se prepara el té verde sirviéndolo a un reducido grupo de invitados en un entorno tranquilo, normalmente en una casa de té. Es un ritual influenciado por el budismo, donde la sencillez, la tranquilidad y la meditación son los principales objetivos. Hay diferentes tipos de ceremonia:

Cha-no-yu: literalmente en japonés significa “agua caliente para el té”. Se trata de una ceremonia individual.

-Sadô o chadô: significa “el camino del té” y se refiere a la doctrina que practica y estudia la ceremonia del te.

-Cha-ji: es la ceremonia del té completa, donde se incluye comida en pequeñas cantidades llamada kaiseki , té ligero llamado usucha y te espeso llamado koicha. Aproximadamente la ceremonia dura cuatro horas.

-Chakai: significa “cita del té” y es similar a la anterior excepto que no incluye el kaiseki.

En principio y durante el periodo Kamakura, la ceremonia tenía como objetivo pasar el tiempo con los amigos, disfrutar de las artes, limpiar la mente de las preocupaciones de la vida diaria y recibir una taza de té verde servido con buenas maneras y buen gusto.

800px-kodaiji-2002-0098.jpg

Además, la ceremonia del té se encuentra en estrecha relación con los elementos más tradicionales de Japón: el kimono, la caligrafía, el ikebana, la cerámica, el incienso, y muchas más disciplinas tradicionales y artes tradicionales del país.

Para realizar la ceremonia del te, además de disponer de todos los objetos necesarios, requiere el estudio de la disciplina, el conocimiento de los gestos, movimientos y posturas, las frases y conversaciones respecto a los invitados, y muchos detalles más. Incluso para ser un invitado en una casa de té es necesario saber todas estas cosas. La ceremonia acabó desarrollando una estética propia llamada Wabi, que se refiere al refinamiento, la quietud y la sencillez, que a la vez es muy cercano a la estética y filosofía zen.

2002_kenrokuen_hanami_0123.jpg

La ceremonia y todos los elementos que la rodean se caracteriza por la humildad, la moderación, la naturalidad, la simplicidad, la imperfección, la profundidad, y la asimetría.

La costumbre de beber té nació como idea de medicina, puesto que el té verde natural es muy fuerte (las primeras veces marea) y tiene grandes cantidades de teína por lo que uno se mantiene despierto durante horas, y lo empezaron a tomar los budistas para meditar. El té fue introducido en Japón en el siglo IX por los monjes budistas de China y se hizo muy popular.

Las casas de té en Japón fueron creadas específicamente para la ceremonia y para satisfacer al invitado estética e intelectualmente, y se encuentran separadas de las viviendas. En China, en cambio, las casas de té son muy similares a una tetería donde solo se sirve té y donde la gente se acerca para socializar, aunque depende mucho de la zona.

A quien quiera visitar casas de té en Japón lo tiene fácil, pues en numerosos jardines zen se pueden encontrar casas de té, aunque la mayoría son réplicas. En Tokio hay un parque llamado Dembou-in que se encuentra cerrado al público y pero puedes entrar llamando a la puerta, en el interior existe una réplica de una famosa casa de té de Kyoto.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Gastronomia, Japon, Viajar por Asia



Deja tu comentario