Oslo, el corazón de los vikingos

Hoy llegamos hasta Oslo, la capital de Noruega, al sureste del país, con 550.000 habitantes. Una ciudad moderna pero a la vez con esos toques de carácter medieval que la convierten en un encanto más de esta bonita zona del Báltico.

Los primeros conocimientos que se tienen de la ciudad son alrededor del año 1000, pero de aquella antigua ciudad apenas queda nada. Oslo ha sido muy castigada durante su historia por multitud de incendios. Precisamente, uno de estos incendios,ocurrido en 1824, dejó completamente asolada la ciudad de restos antiguos.

Oslo

Oslo es una ciudad como decimos moderna, muy viva. Cuenta con numerosos parques, museos, pequeñas iglesias, y un precioso puerto, destino de la mayoría de cruceros que visitan los famosos fiordos noruegos, que la hacen un lugar encantador. Vamos a indicaros los lugares más emblemáticos de la ciudad y que no os podéis perder en vuestra visita.

Empezamos en el Ayuntamiento de la ciudad, con sus torres tan características, de color marrón oscuro. Si original es su fachada, su interior es impresionante. Casi la totalidad de las salas están decoradas con grandes murales de gran belleza. Aquí es donde, cada 10 de diciembre se entrega el Premio Nobel de la Paz. Muy cerca del Ayuntamiento, al otro lado de la calle, se encuentra la Oficina de Turismo de la ciudad, para que os puedan asesorar y ofrecer planos de Oslo.

Una ciudad portuaria, tan ligada al mar como Oslo, no podía por menos que tener hasta tres museos dedicados al mar. Empezamos a visitarlos por el Viking Ship Museum. Las joyas de este museo son tres embarcaciones vikingas del siglo IX, encontradas a principios de 1900, en perfecto estado de conservación ya que se encontraban enterradas en arcilla azul. Una de estas embarcaciones, la Oseber, mide casi 50 metros de largo. En el museo también podemos contemplar la historia vikinga en sus instrumentos, forma de vida, …

Parque Frogner

El segundo de los museos es el Kon-Tiki Museum, un homenaje al explorador noruego Thor Heyerdhal. En el museo encontramos la famosa balsa Kon-Tiki con la que Thor recorriera en 1947 el mar desde Perú a la Polinesia, una auténtica hazaña. Y concluimos en el tercero de ellos, el Polar Ship Fram, famoso por albergar las travesías de Roald Amundsen, sus recorridos por la Antártida.

En Oslo es también muy original el Parque Frogner, el parque de las esculturas. Un hermoso jardín en donde podremos encontrar más de 150 esculturas de piedra y de bronce del autor Gustav Vigeland, donde destaca la escultura El Monolito, con 121 figuras humanas de gran altura. Curioso también resulta el Salto de Esquí Holmenkollen, desde cuya cima podemos contemplar las mejores vistas de la ciudad y la bahía. Podemos ascender hasta él en ascensor o bien a través de sus más de 100 escalones.

Preciosa nos resultará la Palace Park, con el Palacio Real y sus jardines, con el cambio de guardia a las 13.30 h, un acto original y cuanto menos interesante de ver. Un edificio en la zona alta de la ciudad, de estilo neoclásico, con una estatua ecuestre frente a su puerta. Durante los meses de verano podemos visitar su interior con visitas guiadas en inglés. Nos impresionará asimismo su Castillo, construido hacia el año 1300, con unas vistas maravillosas desde sus almenas, sobre todo desde la fachada sur, donde podremos contemplar el puerto, los muelles, el Báltico… Sus piedras han sido testigos de la mayoría de las batallas vikingas que han tenido lugar en la ciudad.

Y para los amantes del arte, no podéis dejar de visitar la Galería Nacional, y hacerle una visita a la sala del más genial de los pintores noruegos, Edvard Munch, y su obra El Grito. También se contemplan aquí obras de Picasso, Renoir, y otros pintores locales.

Cómo llegar

Podemos llegar al Aeropuerto Internacional de Oslo que está a 47 kilómetros al norte de la ciudad. Desde él parten cada 15 minutos los trenes Flytoget que llevan a la estación central de ferrocarril de Oslo. También parten desde el aeropuerto los autobuses SL y Bussekspress, que tardan unos 45 minutos en llegar a la ciudad.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Noruega, Viajar por Europa



Deja tu comentario