Debrecen, el corazón de la Europa Central

Debrecen

Reconozco que soy un enamorado de los países de la Europa del Este. No me preguntéis el porqué, realmente no sabría contestaros. Quizás por su exotismo, quizás por no ser lugares de culto para los turistas, a excepción de Praga, Viena, Turquía y poco más, pero me encandila la ornamentación propia de estos lugares, ciudades con un encanto especial, países que en otras épocas fueron puntos de encuentro claves de grandes contiendas, hermosas historias de príncipes y palacios.

Uno de esos países es Hungría. Y en Hungría siempre me ha llamado la atención, además de Budapest, su capital, la ciudad de Debrecen, al este del país, a 190 kilómetros de Budapest, capital de la provincia de Hajdú-Bihar, segunda ciudad más poblada, tras Budapest, con más de 200.000 habitantes.

La ciudad de Debrecen asiste en el siglo IX a la invasión de mongoles y tártaros. La ciudad siempre ha estado envuelta en continuos enfrentamientos entre católicos y protestantes. En Debrecen tenían su residencia los Habsburgo, de raíz católica. En el siglo XIX, la capitalidad del país se traslada a Debrecen con el fin precisamente de derrocar a la dinastía católico-húngara. En su Parlamento se declaró, en 1849, la República de Hungría, independizándose de Austria, volviendo de nuevo Budapest a ser la capital del país, dejando a Debrecen su papel de centro económico de la región.

La ciudad de Debrecen es una ciudad de bellos edificios ornamentales. Su Plaza Mayor, por ejemplo, rodeada de terrazas, cafeterías y calles peatonales, despierta un inusitado interés por su fuente musical. Vamos a empezar a visitar un lugar emblemático y original en la ciudad, el famoso Hotel Aranybika, construido en 1688. Este hotel ha llegado a ser casi de todo, deste teatro municipal hasta edificio con fines administrativos. En 1811 fue uno de los lugares más devastados por el incendio que asoló Debrecen. Fue recientemente reconstruido, precisamente en 1986. Desde entonces se le considera uno de los edificios más bellos representativos del Art Nouveau. En su fachada, de gran belleza y color amarillento, asoman cuatro esculturas alegóricas de guerreros húngaros y el escudo de armas de la región de Hadj. En su interior podemos visitar Hrpad Hall, una sala de 8 metros de altura, profusamente decorada, con enormes cristaleras. Hoy en día esta sala sirve de Salón de reuniones para el Gobierno Autónomo.

Plaza Mayor de Debrecen

Nos acercamos ahora al Jardín Botánico de Debrecen, creado por Samuel Disszegi en 1820. De estilo neoclásico y neobarroco, está situado en la zona universitaria, en pleno corazón del Nagyerdo o Gran Bosque, reserva natural desde 1939, y se compone principalmente de la valiosa colección que legara el rico comerciante del lugar Frederick Dary. En la plaza donde se ubica el edificio, la Plaza Diri,  hallamos cuatro bellas esculturas y una fuente que las rodea obras de Francisco Medgyessy. Las cuatro esculturas representan a la Arqueología, la Ciencia, el Arte y la Etnografía.

En la calle Piac nos encontramos con el Ayuntamiento de la ciudad, un bello edificio de estilo neoclásico, donde podemos hallar el molino de Boszormenyi, el mayor molino de viento de toda Europa Central. Un poco más adelante, la Iglesia de San Andrés, de 1311, de estilo románico. Reconstruida en 1628, consta de una torre con ladrillo rojo que alberga la conocida Campana de San Andrés, de 1636. Aún así, la Iglesia más importante de Debrecen es el Nagytemplom o Gran Iglesia Calvinista, en el barrio de Kossuth, símbolo de la ciudad, iglesia de carácter protestante, por la cual Debrecen fue denominada la Roma calvinista. Destacamos su belleza interior, desde donde podemos subir a la torre y contemplar la Campana Rakoczi, la campana más grande de Hungría, y sobre todo, las hermosas vistas de la ciudad. Detrás de la Gran Iglesia podemos visitar el Museo Deri, museo nacional del país, con una importante colección de artista húngaros para conocer el arte autóctono.

Cómo llegar

A Debrecen podemos llegar accediendo a su aeropuerto, aunque puede resultarnos complicado encontrar vuelos directos a la ciudad, ya que no tiene demasiados enlaces. Aún así, desde Budapest y Munich salen vuelos directos hasta Debrecen.

Por carretera, desde Budapest, hay una distancia de 190 kilómetros que deberemos realizar por la autopista M – 3, durante casi dos horas.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Hungria, Viajar por Europa



Deja tu comentario