El Parque Guell de Barcelona

Parque Guell

Antonio Gaudí es de esa raza de artistas de los que surgen pocos cada siglo. Su ingenio, su imaginación, la dejó patente en todas sus obras. Un estilo característico que pronto encontró el apoyo necesario en un mecenas que lo conoció en la Exposición Universal de París del año 1878, don Eusebio Guell. De su mecenazgo y de las manos de Gaudí salió este fantástico parque que se encuentra en Barcelona: el Parque Güell.

El Parque Güell es una fantasía de jardines y plazas, levantadas en una de las colinas que rodean Barcelona por encargo del mecenas, quien quería una urbanización de gran calidad. Y allí, en ese precioso parque volcó Antonio Gaudí todo lo que llevaba dentro: su amor por el Mediterráneo y su Barcelona natal; por la alegría, por el colorido, por la Naturaleza.

La popular salamandra catalana, la conocida como Fuente del Dragó, nos da la bienvenida al pie de la fantástica escalinata de mosaicos. Y arriba, al final de la escalera, una sala hipóstila, pilares que sujetan un techo irregular hecho con medallones y a la que muchos consideran una obra maestra. En su concepción original, este sala de columnas sería el futuro mercado de aquella urbanización inicialmente planteada.

Parque Guell

Pero antes hemos tenido que atravesar los dos pabellones de bienvenida, simplemente espectaculares; como si fuera una primera muestra de las maravillas arquitectónicas que encontraremos dentro. Estos pabellones los hizo a semejanza de la Amanita Muscaria, una seta alucinógena de color rojo. Y es que eso es lo que parece que hacemos al entrar al Parque Güell: es como un universo distinto, como alucinaciones de una mente privilegiada, que dio forma a aquella colina, y nos hipnotiza, dibujando parábolas y curvas en sus construcciones (jamás una línea recta), como si se tratara del mismo Mediterráneo llegando hasta la colina. Y aquel colorido, allá donde se mire…

Sólo dos casas se llegaron a construir de aquella urbanización que Don Eusebi Güell pretendía. En una de ellas está el Museo-Casa Gaudí, donde vivió hasta el día de su muerte. Pero sí que nos legó una espléndida plaza, la del Teatro Griego, como no, sin líneas rectas también, y con un gran banco que la rodea, ondulándola, y desde el que podremos admirar el maravilloso paisaje de la ciudad de Barcelona a nuestros pies.

Casas de cuentos, paseos entre columnas de piedras rocosa, y esa alegría que desprende sus rojos, amarillos, blancos y azules, hacen del paseo por el Parque Güell la mejor visita que pueda hacerse en Barcelona.

Recientemente, además, el Parque Güell ha sido elegido entre los 100 candidatos a ser designado como uno de los 12 tesoros de España.

Parque Guell 

Información práctica del Parque Güell:

  • Cómo llegar al Parque Güell: situado en el barrio de Horta, se puede ir en autobús que es lo que deja más cerca. No obstante, si se va en metro, hay que tomar la línea verde, L3, y bajarse en la parada de metro Lesseps.
  • Horario: todos los días desde las 10 a.m. hasta aproximadamente las 19 h.
  • Entrada: es gratis.
  • Hoteles: aquí tenéis, pulsando, una relación de hoteles en Barcelona.
  • Vuelos: aquí tenéis, pulsando, precios de vuelos a Barcelona.
Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Barcelona, Los 12 tesoros de España, Parques, Viajar por España



Comentarios (2)

  1. mari leini dice:

    LAS CHEETAHS GIRLS SON LO MEJOR DEL MUNDO LAS ADORO SON FANTASTICAS LA ULTIMA ESCENA FUE FABULOSA A TODAS LAS ADMIRO MUCHO SON ESPECTACULAR HASTA PRONTO MUAAAAAAAAAA

  2. aitana dice:

    es precioso

Deja tu comentario