Niagara Falls, en Canadá

Niágara Falls en Canadá

Como muchos sabréis, las grandes Cataratas del Niágara tienen dos partes, la estadounidense y la canadiense. Hoy nos fijamos en la parte canadiense, concretamente en la localidad de Niagara Falls, que si nos fijamos bien, está muy pegadita a estas cataratas. Sí, en la parte de EEUU también hay otra Niagara Falls, pero no tiene nada que ver. En esta de Canadá vamos a encontrar una amplia oferta de hoteles y casinos, y quizá por eso sea conocida como Las Vegas de Ontario.

Dicen que la parte de las cataratas del Niágara de Canadá es la parte más bonita. Podemos ir, evidentemente, desde Toronto a Niágara; y es que la distancia no es demasiado, ya que están a unos 133 kilómetros. Podríamos incluso conducir nosotros, aunque hay que dejar claro que aparcar tanto en el parque como en Niagara Falls puede ser bastante caro. La recomendación es ir de Toronto, o cualquier otro punto, hasta Niagara Falls en autobús o tren y después movernos desde esta ciudad a las cataratas con el transporte público.

Autobuses por Niagara Falls

En Niagara Falls encontraremos muchas líneas de autobús que pueden acercarnos a estos saltos de agua ansiados. No obstante, podemos destacar los autobuses de la empresa WEGO. Se trata de una compañía de buses que se centran en cuatro líneas que nos harán los trayectos hasta las cataratas mucho más cómodos.

Tienen un sistema de acceso hop-on, hop-off a las atracciones del parque Niágara, a los hoteles más importantes de la ciudad y a otras zonas turísticas de la ciudad. Puedes comprar la tarjeta física o de forma online para tenerla en tu móvil y así poder desplazarte cómodamente desde tu hotel, si estás alojado en Niagara Falls, a otras partes de la ciudad.

Los puntos positivos de esta y otras empresas es que nos llevan hasta nuestro alojamiento, algo que hay que tener en cuenta. Además, se amortiza muchísimo el tiempo, pues las distancias entre las atracciones dentro de las cataratas del Niágara son muy grandes. Aprovechar el día con este tipo de desplazamiento puede ser muchísimo mejor. Piensa que entre el parque Rapidsview y White Water Walk, por ejemplo, hay una hora de coche a la que habría que sumar buscar espacio para aparcar. Un espacio que, además, es bastante caro; y es que le tema del parking dentro del parque puede ser un suplemento alto.

Cataratas del Niágara

Excursiones programadas a las Cataratas del Niágara

Una opción que siempre recomendamos es la de realizar una excursión preparada. Contratar una excursión tiene muchísimas ventajas, y más por este parque con tantísimo para ver.

Podemos reservar nuestra excursión en Niagara Falls o incluso en Toronto, si es que nos alojamos allí. En esta segunda opción, nos ahorraremos tener que conducir nosotros y buscar aparcamiento después por esta zona. Pensad que es una ciudad pequeña y que las visitas a las cataratas son muchísimas durante el año, es normal que el precio para aparcar esté tan alto y que, además, no sea nada sencillo encontrar un lugar en el que dejar el coche.

En estas excursiones, además de los desplazamientos entrarán, evidentemente, otras actividades. Por ejemplo, un paseo por las cataratas para poder hacer las mejores instantáneas y notar el agua en nuestro propio rostro. También visitas como la del Sylon Tower. También se puede acceder a miradores como el de Terrapin Point en Goast Island, con unas vistas impresionantes sobre Horseshoe Falls, la más impresionante de las tres cataratas o la visita al Table Rock con panorámicas de los saltos: los Rápidos del Río Niágara, la caída Herradura o la caída Velo de Novia.

Además de tener el transporte, pensad que en estas excursiones contamos con guías que nos explicarán todo con todo lujo de detalles.

Reservas de excursiones

Información y reserva: excursión desde Toronto a las Cataratas del Niágara.

Print Friendly, PDF & Email



Categorias: Canadá



Deja tu comentario